martes, octubre 22, 2013

VENEZUELA, LA HISTORIA POR VENIR.

"La ciencia no sólo es compatible con la espiritualidad, sino que es una fuente de espiritualidad profunda. Cuando reconocemos nuestro lugar en una inmensidad de años luz y el paso de las eras, cuando captamos la complicación, belleza y sutileza de la vida la elevación de este sentimiento, la sensación combinada de regocijo y humildad, es sin duda espiritual.” Carl Sagan


Hay quien dice que todo está escrito y que en la novela no hay lugar para la creatividad. Bueno, está claro que esa gente o bien lo hace de forma interesada para seguir escribiendo ellos o lo hace por pura ignorancia, toda vez que faltan todas las novelas que quedan por escribir de aquellos que tengan algo que decir aunque sea más de lo mismo.

No sé bien por qué digo esto, pero sí que está clara una cosa. Chávez se hizo a sí mismo una novela viviente, un novelón, incluso y mejor dicho, se hizo a si mismo un enorme culebrón por capítulos comparable solamente a “El derecho a nacer” aquella famosa radionovela. Tanto es así, que por mucho que su sucesor lo imite, aquello ha dejado huella.

Y verán, muchos se preguntan de dónde sacaba Chávez todo aquello. De donde sacó la iniciativa para, como en la misma novela decir todo lo que está escrito en este mundo. Pues en su afán de hacerse con todo, no solo su particular redactor de discursos al principio, sino después, todo lo que sus espías iban coleccionando por ahí. Venezuela en verdad fue gobernada por un tipo que actuaba en función de lo que se iba encontrando por el camino, cosa que los cubanos supieron hacer bien. Le mostraron un paisaje que Chávez solo podía saltarse  a través de la conjugación de un verbo que se ha hecho infame.

“Grabar”, yo te grabo,  te grabo y te copio aunque no sepa de qué carajos estás hablando cuando dices que Venezuela debe saber cuál es su verdadero lugar en el mundo y en vez de pensar que debe hacer un acto de reflexión y humildad, pretender ponerla en el mapa a fuerza de arrogancia y talonario empeñado en encajar un rompecabezas imaginario a carajazo limpio.

Chávez se fusiló enterito al 15M, repitió la consigna de que el poder debía ser desconcentrado y repartido en la ciudadanía de la misma forma que la responsabilidad. Que la población debía ser desconcentrada, pero como cualquier padre disfuncional, decía que aquello debía ser hecho aunque él mismo hiciese todo lo contrario.

El caso es que la sociedad civil empieza a organizarse, a autocorregirse y a buscar salidas y soluciones que estén a su alcance más allá de la cosa del gobierno y el estado. La gente hoy por hoy sabe que los problemas que ellos tienen en sus casas son idénticos a los problemas de otras personas en el mundo, porque la verdad es que lo que está en crisis es el modelo del poder.

Pero tranquilos, hay esperanza, aunque Chávez en su inacabable oportunismo haya repetido cosas que seguramente ni entendía, su propio hacer no le permitió crear esa realidad horizontal que es tan necesaria, ese funcionamiento de un mundo en red tan urgente. Los ciudadanos exigen más poder, exigen más profundidad en las acciones bajo la conciencia de que todo lo que pasa en el mundo nos afecta y todo lo que hagamos afecta a los demás.

Empiezan a verse las asambleas ciudadanas, la organización civil y el embrión de una nueva forma de hacer política que acabará por crear un cambio profundo en la sociedad.  No importa que todo esté dicho e inventado, la sociedad civil tiene que narrar su propia historia, "empoderarse" en la narración misma y el mundo entero empieza a estar a la expectativa.  De la historia que surja solo nosotros seremos los responsables.

No hay comentarios: