sábado, julio 06, 2013

Frank Gehry, ¿Y si arrugo un papelito y lo convierto en edificio?

"La ciencia no sólo es compatible con la espiritualidad, sino que es una fuente de espiritualidad profunda. Cuando reconocemos nuestro lugar en una inmensidad de años luz y el paso de las eras, cuando captamos la complicación, belleza y sutileza de la vida la elevación de este sentimiento, la sensación combinada de regocijo y humildad, es sin duda espiritual.” Carl Sagan

El prestigioso arquitecto  Frank Gehry (Toronto, Canadá, 1929),  ha  sido  elegido por el comité de expertos de la Corporación para el Desarrollo del Bajo Manhattan (LMDC), para  diseñar el complejo que se dedicará a las artes escénicas, en lo que será el nuevo World Trade Center de Nueva York. 

El uso de líneas audaces que han coincidido con el espíritu futurista de nuestro tiempo, del prestigioso arquitecto, ha convencido a la LMCD a la hora de adjudicar el diseño de un edificio, que estará junto a los demás, envuelto por un carácter emocional y simbólico, no solo para los Estado Unidos y la ciudad de Nueva York, sino para el resto de la cultura occidental.

La LMCD, encargada de supervisar la reconstrucción de la trágica "Zona Cero", cuenta con la participación de las instituciones culturales que utilizarán los edificios. Los usuarios aportarán sus exigencias y puntos de vista al arquitecto, seleccionado entre 68 proyectos, y al estudio Snohetta, que deberá acometer la tarea de imaginar un edificio, que sirva como museo para conmemorar el atentado, en el que perdieron la vida cerca de 3000 personas.

Está previsto que a comienzos de 2005, ya estén sobre la mesa, los primeros esbozos que servirán para dar cuerpo al enorme proyecto de edificación del nuevo "World Trade Center". El gobernador de la ciudad George Pataki no ocultó su entusiasmo al declarar que  "estos dinámicos arquitectos diseñarán sedes adecuadas para instituciones culturales con categoría mundial que se ubicarán en el World Trade Center"

Las autoridades locales y estatales de Nueva York, resaltaron en más de una ocasión, la intención de que la actividad cultural y artística, sea una de las principales características del nuevo World Trade Center. Es por eso que el proyecto de Gehry adquiere gran relevancia, en el proceso de recuperación de la "Zona Cero", en la que se prevé el asentamiento de importantes instituciones culturales.

El propio Frank Gehry emitió un comunicado manifestando su alegría por la adjudicación del proyecto, para él  “tener la oportunidad de trabajar en un proyecto cultural allí es algo muy especial para mi", agregó el prestigioso arquitecto. Tener teatro, danza y belleza será al final un legado maravilloso para el recuerdo de las personas que perdimos allí”.


UN PERSONAJE BRILLANTE Y CONTROVERSIAL

Quienes se oponen a su trabajo, se quejan de que el Museo Guggenheim de Bilbao (España),  se parece al Centro Disney de Los Angeles y que estos,  a su vez,  son como la Residencia Lewis (Cleveland, Ohio, EE.UU.), que a su vez se asemeja  al edificio de la Escuela de Administración de la Universidad Case Western Reserve también de Cleveland.

La acusación de la auto imitación, se extiende al diseño de las nuevas bodegas del Marqués del Riscal en el País Vasco español o el Samsung Museum de Arte Moderno de Seúl, en Corea. Y es que Frank Ghery ha conseguido ensamblar las formas fluidas de la escultura moderna, con enormes estructuras forradas de titanio o metales, uniéndose al espacio aéreo,  dándole sentido y personalidad, a la vanguardia arquitectónica y futurista.


Nacido con el nombre de Frank Owen Gehry en Toronto (Ontario, Canadá) se trasladó junto a su familia a Los Ángeles a los 18 años de edad obteniendo la nacionalidad estadounidense. Allí estudió arquitectura, concretamente en la Universidad de Baja California,  y trabajó en la empresa Victor Gruen Associates. En 1956,  Gehry realizó un curso de planeamiento urbano en la Escuela norteamericana de  Harvard, y después regresó a Los Ángeles para continuar trabajando con Victor Gruen hasta 1960.

 En el año 1962, después de colaborar un año en el despacho parisino de André Remondet, abrió su propio estudio en Los Ángeles donde comienza a desarrollar varios proyectos residenciales y a crear un lenguaje propio, producto de la influencia de Wright y Neutra.

El éxito alcanzado por sus primeras casas le dio un enorme prestigio, lo cual se tradujo en un aumento en la magnitud de las obras que le fueron encomendadas. Edificios, obras públicas y mobiliario han sido reinventados por el arquitecto. Sus primeras obras revelan una fuerte influencia del arquitecto Le Corbusier para quien “el primer deber de nuestra época es alojar a las masas de manera decente y humana. Esto es sólo posible merced a la fabricación industrial de apartamentos estándar y gracias a un urbanismo racional”.  Hacia 1972, sin embargo, Ghery ya había comenzado a experimentar con la yuxtaposición de materiales bastos, en inusuales composiciones geométricas.

COLORES VIVOS Y MATERIALES TOSCOS.

La casa de Ron Davis en Malibú (California, 1970-1972), por ejemplo, cuenta con una cubierta trapezoidal. La reforma de su propia casa en Santa Mónica (California, 1975) se convirtió en el foco de atracción de la prensa especializada ya que sus nuevas habitaciones consistían en pronunciadas buhardillas de chapa ondulada, decoradas con paneles irregulares de malla metálica.

A lo largo de su vida profesional ha proyectado numerosas viviendas unifamiliares, en cada una de las cuales ha investigado en las posibilidades expresivas de las intersecciones de planos oblicuos, los colores vivos y el empleo de toscos materiales industriales.

También ha desarrollado una amplia gama de mobiliario doméstico industrial complementario a su quehacer arquitectónico, siempre utilizando materiales atípicos de formas muy innovadoras. De este modo  creó dos líneas de mobiliario de cartón entre 1969 y 1982.

A mediados de la década de los ochenta el artista concibió sus lámparas Pez y Serpiente -1983-86- realizadas con "colorcore", un tipo de laminado de plástico traslúcido que utilizó para dar la sensación de movimiento, un aspecto que siempre le ha interesado.

A comienzos de la década de los años noventa, diseñó su colección de mobiliario Bent Wood -1989 a 92- para Knoll, basada en el método utilizado para entretejer las tiras de las cestas. La serie muestra el empleo de largas tiras de madera sin cortes que crean la forma y estructura de soporte de los muebles.

LA INFLUENCIA LATINA DE SU ESPOSA.

Junto con los trabajos privados, fue recibiendo importantes encargos institucionales. El primero de ellos fue el nuevo campus para la Loyola Law School (Los Ángeles, 1981-1984).
Entre sus otros proyectos más significativos se encuentran el Museo Aeroespacial de California (1982-1984) y el Museo de Arte de la Universidad de Toledo (Ohio, 1990-1992). En este último se observan los nuevos intereses escultóricos de Ghery, que alcanzan su cumbre en el Museo Guggenheim de Bilbao (1992-1997).

No es baladí mencionar que su esposa Berta Aguilera nació en Panamá con origen español, lo que le ha permitido al arquitecto una relación intuitiva y emocional más estrecha con la visión de los hispanos sobre los proyectos realizados por el arquitecto, especialmente  en España.

En 1989 obtuvo el Premio Priztker, máximo galardón internacional de arquitectura y, a partir de ahí,  comienza a desarrollar trabajos vinculados estrechamente con la ayuda de las computadoras y el diseño con programas tridimensionales, lo cual le permite dar una mayor libertad a sus diseños sinuosos y experimentar con nuevas formas y materiales de un modo revolucionario.

En la actualidad la firma Gehry y Asociados, conforma a 140 profesionales y desarrolla proyectos en todo el mundo.

ALGUNOS EDIFICIOS SIGNIFICATIVOS.

El museo Guggenheim de Bilbao (España), es un edificio bien integrado en el entorno, adaptándose a la ría que le precede mediante una arquitectura más orgánica y con mayor movimiento que la utilizada en la parte que da a la ciudad, donde el edificio es más sereno y estático. 

Este centro cultural fue concebido como emblema de la ciudad vasca, siendo el material de titanio el que más contribuye a dar una apariencia teatral al edificio, y a esto se le suman "efectos especiales" como la gran nube de vapor de agua que sale del “parque de agua”,  las arañas metálicas sobre el paseo, contribuyendo a la sensación de  ingravidez, que se refuerza por un aire volcánico producto de sus “fuentes” de fuego  generadoras de un resplandor magenta.

 Tanto el  Guggenheim como otros de los edificios de Frank Ghery contienen referencias del mundo animal y vegetal. El titanio empleado en delgadas láminas para el recubrimiento del edificio, simula las escamas de los peces y el lucernario del atrio se asemeja a los pétalos de una flor. Sus altas paredes y grandes dimensiones internas, permiten la exhibición de obras e instalaciones de formatos enormes, imposibles de mostrar en otras instalaciones.

UNA  BODEGA DE VINOS.

La nueva sede social para las bodegas Marqués de Riscal, en el pueblo Elciego, enclavado en las magníficas tierras de La Rioja alavesa en el norte de España, tendrá 4.000 m2 construidos. Su estilo personal se basa, nuevamente, en formas sinuosas recubiertas de 1.600 m2 de acero inoxidable y otros 1.800 m2 de titanio, coloreados ambos en tonalidades que buscan su inspiración en la botella de vino.

El material básico será la piedra revestida de metal que, de este modo, enlaza con la piedra de la antigua construcción, de 1860. Casi todo el edificio descansa en tres columnas, donde destacan los más de 2.000 metros de voladizos que, a modo de viseras, impedirán la insolación directa. Otro de los elementos destacables es un ascensor de cristal, que bajará desde la superficie hasta el botellero, con capacidad para albergar tres millones de envases. El resultado es una increíble sensación de movimiento.

SALA DE CONCIERTOS.

El Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles fue una iniciativa de Lillian Disney y de la familia del mago de los dibujos animados, que aportaron el pie inicial para construir este centro como un regalo a los habitantes de Los Ángeles y como un tributo al fallecido Walt Disney.

El edificio tiene curvas de acero inoxidable en su exterior. Su orientación, combinada con los muros exteriores que se curvan y doblan, presenta grandes composiciones de carácter escultórico por cada lado. La gran escalera y el jardín ovalado forman parte del primer acceso al edificio, que está orientada hacia el complejo musical. Paneles de cristal semejantes a torres crean la entrada al lobby principal del Hall.

Por su parte, el interior de la construcción cuenta con 2.265 butacas y tiene la forma de un viñedo,  lograda por el cielo curvo hecho de madera que da a la sala el tipo de acústicas del tradicional estilo "caja de zapato".

La audiencia rodea a la plataforma de la orquesta, pudiendo ser vista desde todos los ángulos.

Un gran órgano de viento ocupa una posición central entre los balcones y la parte de atrás del escenario. Este órgano fue creado por Manuel Rosales y por Ghery,  y fue fabricado en Alemania por Glatter-Götz Orgelbau.

Otras muestras del diseño del auditorio principal incluye murallas de madera y el techo elaborado por Douglas Fir, de la misma madera usada en la parte posterior de cellos y violas.

Por Carmelo Lattassa.

No hay comentarios: