jueves, mayo 16, 2013

TRES MOMENTOS POLÍTICOS Y ME TOMO UN REFRESQUITO POR CAPRILES

"Puesto que la fuerza en origen parte del gobernado, al gobernante no le queda más remedio que apoyarse en la opinión."Luego, es en la opinión exclusivamente donde se fundamenta el gobierno; y esta máxima es aplicable tanto a la mayoría de las dictaduras militares y gobiernos despóticos como a las formas de gobierno más libres y populares." Noam Chomsky sobre David Hume



UNO

Mi vida política es tan fugaz como imposible. En el 2002, precisamente en abril y justo después del golpe de Estado en Venezuela participé en una iniciativa que pretendió refrendar las instituciones. Mi mayor deseo personal era proteger la república y la figura de la presidencia. Era importante para el país mantenerse dentro del cauce constitucional y aunque ninguno de los dos bandos me parecía merecedor de mi apoyo, bien es cierto que consideraba que el juego democrático era la clave.

Aquello derivó en malestar, exclusión y persecución para mí. Un día, en mayo de 2005 unos tipos me dieron una paliza en la calle. Me dijeron al caer: “Esto te pasa por escuálido”. Como consecuencia de una fractura en un pié de aquella paliza, casi pierdo la pierna. Lo denuncié a la policía, pedí ayuda pero nadie hizo nada.  Durante semanas llegué a recibir hasta 300 llamadas de teléfono diarias y no podía hablar. Puse la denuncia en la policía pero dos años después me dieron como respuesta que hay un 17% de delitos sin resolver. Todavía recuerdo que el policía que llegó al sitio donde me dieron la paliza, lo primero que hizo fue echarse a reir. Le pareció gracioso verme la cara ensangrentada.  Gobernaba en España José Luís rodriguez Zapatero y Chávez le había comprado en armamento militar al reino español 1700 millones de euros, de los cuales hubo una parte que no pudo realizarse porque parte del soporte técnico estaba en manos de Estados Unidos quien boicoteo la venta. Me refiero a unos aviones de transporte.

DOS

Me incorporé al Movimiento Zeitgeist en marzo de 2011 después de un largo período de reflexión, entendí que el cambio debe ser personal y que ha de ser global simultáneamente enfocado a la sostenibilidad, el bien común, el ecosistema. La conciencia de que el sistema es el más poderoso generador de comportamiento y de neurosis de todas las anomalías que podemos padecer como sociedad civil es la clave para el cambio. Mucha gente usa los libros de autoayuda y visita psicólogos para darse cuenta de que la mayor fuente de enfermedad es el sistema mismo. De ahí la necesidad de cambio personal para un cambio global. La respuesta no está en los viejos modelos de liderazgo, la respuesta, si hay alguna, está en la ciencia, el conocimiento, la tecnología y la preservación de la biósfera, lo único que nos defiende de espacio exterior.

Ese mismo año, en mayo ocurrió el 15M, para mi una de las experiencias políticas y sociales más hermosas de mi vida, pero también en términos históricos. El 15M ha sido el primer síntoma de cambio profundo de la sociedad civil a una escala global. Como fenómeno social y proceso emergente es un ejemplo en toda regla de cómo organizarse y hacer activismo en la cultura del bien común.

El 15M es sin ninguna duda una muestra clara de que la sociedad se está transformando a gran velocidad y que los esquemas han de ser inclusivos, basados en el conocimiento, la ciencia y la tecnología. En plena era del conocimiento las corrientes ideológicas que definieron las sociedades del siglo XX hoy son un verdadero problema.  Creo sinceramente que aferrarse a una ideología o una palabra forma parte de los grandes obstáculos para observar la verdad y alcanzar soluciones adecuadas.

Lo he dicho muchas veces, “Izquierdas” es una palabra a la que la gente le añade toda clase de valores, pero es eso, una palabra que divide, que coloca en el otro lado a la gente que no es de izquierdas o no sabe que no lo es o no le interesa. Ocurre lo mismo con la derecha. Sin embargo, los problemas estructurales siguen siendo los mismos, la pobreza sistémica que ocurre en cualquier sociedad piramidal, los juegos de poder en los diferentes escalones de la pirámide jerárquica y tanto el capitalismo como el socialismo acaban siendo lados de la misma moneda.

Decir esto en las asambleas del 15M comenzó a dejar de ser positivo en la misma medida en que elementos de las diversas plataformas de izquierdas se iban haciendo más fuertes y las asambleas se iban vaciando de la participación de otras personas con otra visión de conjunto. Acabé hasta el gorro del constante esfuerzo de las plataformas políticas de izquierdas de teledirigir las asambleas. Uno se cansa.

He dejado de asistir a las reuniones y participar en las diversas actividades porque el clima se ha vuelto irrespirable. Demasiada ideologización del pensamiento y demasiada conspiranoia juntas.  Al menos esta vez nadie me ha dado una paliza en la calle, sin embargo si fui insultado varias veces por elementos de la izquierda que solo ven las cosas de una manera y aspiran a un mundo monocolor.  La mayoría piensa que soy un compañero que tiene una manera de ver las cosas un poco jodida, pero poco más. Ah sí, hay algunos que opinan que soy un idealista recalcitrante.

TRES

Elecciones presidenciales de Venezuela, dejé de ser un NINI (Ni con el gobierno, ni con la oposición), pero ante el evidente desgaste de las instituciones del país, ante el fracaso de las políticas económicas y la abominable megalomanía de Chávez decidí que ya era suficiente. Además, si bien Capriles no me parecía el estadista que necesitamos si me parecía un hombre con un discurso democrático suficientemente limpio como para apoyarle. A tenor de las barbaridades del actual gobierno de Maduro su discurso ha ido ganando fuerza y dimensión de Estado.    En fin, mi apoyo está condicionado al hecho de que Capriles no solo se mantenga por la senda constitucional sino que además limpie la casa.

Mientras, el chavismo cometió toda clase de errores políticos  y fuera de lugar. Sucesiones al trono, gestión oscura de los recursos del estado, manipulación, sospecha. Aquello ha sido, ante la vista de todos los ciudadanos, una auténtica barbaridad. Me acerqué para apoyar en las elecciones de octubre, pero no contaron conmigo. Me he vuelto a acercar en estas elecciones a colaborar aunque solo como un ciudadano más.  Y es por las mismas razones, por proteger las instituciones, por favorecer el juego democrático, porque se hagan las cosas limpia y dignamente. Hay quien dice que Capriles es golpista.

Yo vi los vídeos de su encuentro con el embajador cubano, siendo él alcalde del municipio donde está la embajada de Cuba y no vi nada de aquello de lo que se le acusa. Igual que ahora. Todos sus mensajes son de paz, legitimidad y transparencia mientras el gobierno, con todo el poder, no hace otra cosa que agredir mientras se victimiza. En cualquier caso, después de 14 años de una forma de gobernar es saludable para cualquier país un cambio de fondo.  No creo que Capriles sea el gran hombre, el definitivo, creo que es uno más de quien está todo por decir. Creo además que le toca actualizar la sociedad venezolana, actualizar la visión que los venezolanos tienen de si mismos y darnos una visión de conjunto inclusiva en la que, valga la redundancia, quepamos todos. Menuda tarea.

Como ciudadano y como persona puedo dormir tranquilo y conservar con dignidad mi visión de conjunto, y sobre todo, el hecho de que en cada momento simplemente he hecho lo que he considerado correcto. Una cosa pequeña y humilde pero igualmente combativa. El bien común ocurre como parte de un proceso al que eventualmente arribaremos como sociedad, pero es del trabajo personal y nuestra pequeña acción, como vamos construyendo el discurso y la visión de lo que será la próxima realidad.

Yo agradezco pues la llegada de la era del conocimiento, del cambio de fondo y la posibilidad de luchar por una democracia participativa y si esta no llegase a producirse, cosa que dudo, que viva pues la república.

No hay comentarios: