jueves, febrero 14, 2013

Enrique Búmbury: “Me encuentro cercano a Roberto Goyeneche y a Chavela Vargas”

"No sabemos quién descubrió el agua, pero sabemos que no fueron los peces." Marshall Mc Luhan. ¿Te has dado cuenta del sistema en que vives?


Bumbury, lider vocal de la desaparecida banda “Héroes del Silencio” continúa refulgiendo en solitario. Antes de comenzar su gira de 2005 y mientras dura la preparación de “Judas” su última creación, aun sin salir al mercado. El cantante Zaragozano se descabalga de su montura de cowboy californiano para hablar con sencillez de su proximidad a sonidos más tradicionales de América Latina.

Enrique Bunbury, cuyo nombre verdadero es Enrique Ortiz de Landázuri Izardui, nació el 11 de agosto de 1968 en Zaragoza, España. A estas alturas de su vida habrá que pensar que más que una pose, esa forma suya de ser, un tanto excéntrica y rara, es más que una pose. Búmbury, ha experimentado buscando un sonido genuino y personal, encontrándose con la corriente electrónica, y finalmente al igual que otros rockeros españoles ha muerto sin pistolas en la orilla de la hispanidad. Lo dice con dignidad, como lo ha dicho también Joaquín Sabina. El idioma es la nación, y si a Sabina Bob Dylan le queda lejos, para Bumbury, Jim Morrison acaba siendo un snob. Sonidos antiguos mezclados con el rock, en la frontera de la música, del rock mestizo...

--Usted ha incursionado en el mundo del bolero, del tango, y otros movimientos musicales latinoamericanos, ¿le resulta más cómodo que hacer flamenco?
--Lo de tocar canciones nuevas es algo que estoy pensando, pero no va a ser tan pronto como quisiera. Las canciones de “Judas” mi próximo disco saldrán para el 2006, pero esto va más en la línea del rock.  Por otro lado el flamenco es muy difícil, yo no me atrevo a cantar músicas de otros pueblos con tanta ligereza, es decir, yo no cantaría música sufí, ni música clásica árabe, me resulta demasiado evolucionada. Tampoco cantaría ópera porque tengo claras mis limitaciones, es verdad que la música tabernaria se me da mucho mejor y así puedo mantener algunos vicios.

--¿Qué espacio cree ocupar en América Latina?
--A mi no me van mucho los movimientos, yo prefiero mi propio lugar. Desde luego estoy mucho más cerca de aquel movimiento que se llamó rock en español, al que pertenece “Enanitos Verdes” que de la música ligera de Alejandro Sanz, aunque debo decir que talvez esas dos corrientes no estén tan lejos unas de otra. Me encuentro más cercano a Roberto Goyeneche, o a Chavela Vargas, si me dan a elegir...

--¿Le interesa la música electrónica?
--Por supuesto, para mi los instrumentos son solo un medio, y no tiene por que ser una clásico, o convencional, es decir, para mí es importante cualquier instrumento, porque lo importante en él es que se pueda crear una canción, y me da igual un Ukelele, que un Maquintosh. Si consigues transmitir emociones con una guitarra o lo que sea, bienvenido sea. Lo importante es transmitir emociones con una canción.

--Usted ha cultivado esa imagen de persona complicada, de talento a caballo de un icono, ¿cree que le pasará como a Prince, que después de tanto bombo con la imagen, ahora solo lo ven como un hombre bajito que hace buenas canciones?
--Es verdad, Prince ha hecho discos fantásticos, no sé cuanto mide ni me interesa eso. Ojalá yo haga un disco que se asemeje a “Sign of the time” o alguno de esos. Creo que eso consiste en hacer buenos discos, en cuanto a la image eso es pura fachada. En mi caso lo de ser o no ser complicado depende más del grado de sumisión y yo no soy sumiso.

--¿Qué tal está funcionando la editorial clandestina que ha creado “Chorrito de Plata”?
--Chorrito de Plata es ilegal, pero no clandestina, es decir publicamos sin permisos, pero eso no significa nada. Dentro de sus pocas ambiciones está funcionando excepcionalmente bien, sobre todo por eso porque no tiene ambiciones grandes. Lo único que queremos es editar a poetas zaragozanos y que se distribuyan a través de bares y de internet, y vamos buscando otros medios de distribución diferentes. Me parece que está aflorando un movimiento de poetas muy hermoso, yo me lo estoy pasando bien y veo como los poetas se pican entre ellos y se insultan mutuamente sus poemas, como debe ser.

--¿Tiene totalmente superada su época con Héroes del silencio?
--Supongo que sí, esa es una percepción exterior, hace ya casi 10 años que el grupo se separó y no hemos hecho nada ni vamos a hacer. La vida continúa y yo solo pienso en seguir haciendo discos, con la esperanza de que le guste a la gente, nada más.

No hay comentarios: