lunes, febrero 04, 2013

ALEJANDRO JODOROWSKY, EL ARCANO NÚMERO XXIII

"No sabemos quién descubrió el agua, pero sabemos que no fueron los peces." Marshall Mc Luhan. ¿Te has dado cuenta del sistema en que vives?

http://www.angelfire.com/va3/literatura/JODOROWSKY.htm


Es posible que sea una exageración, pero la figura de Alejandro Jodorowsky (Tocopilla, Chile, 1929), es parecida a la de El Mago, pero dispuesto a echarse a reír. Es real, es vital, es aquel que emprendió el viaje del estudiante para transformar todos los metales en oro en la búsqueda de la Alquimia, y volvió con la clave de la transformación individual. Es fácil al verle, imaginar dentro de 200 años a un arcano extra en el tarot como alguien que disfruta la vida, el portador de las llaves, el enlace.


 Durante su estancia en Madrid, Alejandro presentó una sesión de psicomagia una suerte de unión entre el psicoanálisis y la magia. Llegó al escenario sonriente, completamente vestido de negro, su actitud corporal, su discurso, amenazaban con un acto de prestidigitación. A cada palabra, a cada gesto salía el guiño de un payaso, de un Maestro Tony como le gusta llamarse, que quiere hacer feliz a todos más allá de la broma, con un gesto definitivo, psicológico, que no da pie al engaño.
 Durante la entrevista Jodorowsky está calmado, su tono de voz es amable y sencillo, y a la vez provocador, aquel que parafrasea a Rama Krishna diciendo, “si me preguntan si creo en Dios, diré que no, yo lo conozco”.


 En algún momento de su historia personal coincidió con el famoso Castaneda de quien dijo que “tenía aspecto de camarero”. Fue asistente de una sanadora chamanista durante varios años en México a quien él llama Pachita. ¿Su planteamiento de la psicomagia está también relacionado con la vertiente esotérica de Madame Blavatsky y los maestros ascendidos?

 —Bueno, no puedo negar que no los conozca, sobre todo porque culturalmente y durante la investigación siempre te los encuentras. Yo comencé por la India y de ahí pasé a China, luego a Japón y luego volví al Tíbet. Verás, en este proceso de mi vida he buscado en el tantra, la magia africana, el chamanismo, la corriente de Egipto, la cábala, la magia francesa. Y aquí en Francia encontré a la señora Blavatsky entre otros; es interesante y a la vez cómica. De allí salió Krishnamurti, que era increíblemente puro y a la vez increíblemente cómico. Se presentaba en un teatro lleno, vestido como un Lord inglés y hablando calmadamente obligándonos a aburrirnos con sus disquisiciones que no conducían a nada. Si me preguntan si yo conozco a esa gente, diré que sí que los conozco, ahora si me preguntan si creo en ellos, diré que no porque los conozco.
 A Rama Krishna le preguntaron si él creía en Dios y él dijo que no porque lo conocía.

 —También pasé por el psicoanálisis, al mismo tiempo que investigaba en el esoterismo y las distintas religiones, también investigaba sobre el psicoanálisis.

  Alejandro habla como un payaso de circo, amable y sonriente, histriónico y lúdico. Todo lo convierte en risa en su cabaret psicomágico, una risa que queda clavada como un dardo en la conciencia a través de la agudeza de los chistes y las fábulas que selecciona.
 “Va una caravana en el desierto del Sahara. De pronto ven a un hombre que va a lo lejos con una toalla en la espalda y traje de baño. Los de la caravana le preguntan: ¿Se ha perdido? A lo que él contesta: ¡No qué va, voy a bañarme! Y los de la caravana le dicen: ¡Pero si el mar está al menos a cien kilómetros de aquí!. Y el bañista responde: ¿Ah, sí?, hermosa playa ¿no les parece? Hay que ser optimista.

¿Podría describir su idea de la liberación del espíritu y la mente?

 —Yo pasé por tantos y tantos monasterios Zen, por ejemplo en Japón. Ahí están los monjes meditando 20 años y conservan sus espinillas, están llenos de espinillas y de complejos porque han vaciado la mente ¿no?. Pero ahí está su corazón lleno de telarañas y les falta llenar su corazón porque no han hecho el trabajo psicológico. Primero hay que hacer un trabajo psicológico y después un trabajo mental, la mente no se puede vaciar si el corazón está lleno de rencor. Hagas lo que hagas el trabajo emocional es uno, y el trabajo mental es otro. El ideal es la mente vacía y el corazón lleno.

 Además de investigar en el propio psicoanálisis lo experimentó personalmente. Durante diez años fue psicoanalizado por Eric Fromm. Una de las premisas que utilizó durante el cabaret fue la siguiente:
“Los hijos de madres solteras, ven el fracaso de su madre. Alguien dice: ‘Yo soy un hombre, y a mi mamá la han engañado los hombres. Los hombres son viles, son mujeriego. Ella ha sufrido. Yo soy un niño y quiero a mi mamá, y de pronto un día empiezan a salirme pelos y empiezo a crecer, y me estoy convirtiendo en un hombre y ¡mi mamá va a dejar de amarme!.Entonces me quedo chiquito, ya soy un hombre pero me quedo chiquito y no crezco para que mi mamá me quiera’.
 Los ojos de mi madre, son los de mi madre y los míos son los míos. Debo entender que los fracasos de mi madre no son los míos.”

¿Cree usted que los libros de autoayuda son realmente útiles?

 —Todo lo que viene de Estados Unidos es un negocio, pero en el caso de la autoayuda es un buen negocio. Yo prefiero eso a las carnicerías de carne podrida o las latas de conserva que dan cáncer, o tanta industria nefasta. Por eso es una industria más bien simpática, aunque es industria, por eso hay que mirarla con agrado no con tanto horror, porque hay cosas más horrorosas que esas, que es la industria que envenena el planeta y las mentes. La autoayuda no es un arte pero es útil. Es un poco cursi, un poco frívola, mentirosa, porque da esperanzas que no pueden sostener la base, es un poco mítico, todas esas cosas ¿no?. Pero abre camino porque la gente al ponerse puede pasar a cosas más profundas. Cuando uno lee a la señora Blavatsky, cree que le va a dar la verdad del mundo, después uno se da cuenta de las estafas que hizo y termina resultando cómico.

Ocurrió lo mismo con Osho y Saib Baba.

 —Bueno, yo no sé, Osho ya se murió.

Y la señora Blavatsky también.

 —Bueno, a mí me pidieron que hablara de él, cuando yo estaba en Estados Unidos para que diera un testimonio a su favor cuando lo echaron del país. Se trataba de intentar ayudarle, entonces yo dije que era un escritor muy bueno. Si se quita el ego de Osho, el inmenso ego, y la propaganda que hacían para que fueran a verle a Puna (India), tan molesta,... era un comercio. Bueno, ya está muerto, así que la propaganda ya no molesta. Entonces queda un magnífico escritor y un magnífico divulgador de textos sagrados, es muy bueno Osho.

 "Un amigo mío era decano de la facultad de filosofía en Chile, tuvo que marcharse en la época de Pinochet. Entonces llegó a Francia y tuvo que trabajar de vigilante en un museo, vigilando que no se robaran los cuadros. Cuando volvió a Chile, un día estamos juntos y lo veo sacar la manga y limpiar las estrellas, un cuadrado de estrellas imaginario que él limpiaba. Dijo: ‘Mira las estrellas. Sus estrellas’. Estaba de regreso en su país. Yo no tengo territorio, vengo de una familia de años de éxodo. Yo digo que mis pasos me preceden, no me siguen”.
(Ha dicho no tener nacionalidad, es Jodorowskiano)

¿Cuál es su visión sobre la secularización de las iglesias, su pérdida de poder y de credibilidad?

 —Estamos asistiendo al fracaso total de todas las religiones, porque estamos presenciando guerras y muertes, eso es un fracaso espantoso. Ahora en cuanto a la Iglesia Católica, su poder actualmente es el Opus Dei, que es una secta más, tanto o peor que la secta de la Cienciología.


 —Pero la iglesia ha fracasado desde hace siglos, desde que se implantó el celibato para todos los sacerdotes. Eso se explica con una imagen simple, un símbolo que revela todo. Cuando sale un Papa solo, un hombre, con una visión de la mujer limitada a bendecir el mundo, se observa que falta una Papisa y los niños. Sólo una sagrada familia puede bendecir al mundo, si no, eso es la consecuencia de una enfermedad, porque cuando se excluye a la mujer de una religión, de lo esencial, se convierte en una religión caduca desde siempre. La figura de la Papisa en el Tarot pertenece al año mil después de Cristo, mucho antes de que los curas tuviesen que ser célibes. El Islam tapa a las mujeres y el judaísmo le da a las mujeres el lugar que les da. Se convierten en religiones caducas que no sirven para nada, eso hay que aceptarlo porque estamos en una época en que el hombre exige un neomisticismo. La Iglesia es el cuerpo, el sacerdote es la conciencia y Dios el inconsciente.
  
 "...el Apocalipsis aquí está. Los americanos saben de esto, de que la única esperanza son los platillos voladores. ¿Usted sabe cómo veo el mundo? Como una persona que está muriendo. Como un gusano que está muriendo para hacer una mariposa. No debemos detener al gusano, debemos ayudarlo a morir para ayudar a la mariposa a nacer. Necesitamos bailar con la muerte. Este mundo está muriendo, pero muy bien. Haremos una mariposa enorme, grande, grande. Usted y yo seremos los primeros movimientos en las alas de la mariposa porque estamos hablando de esto.”

 Hay quien piensa que el hombre ha alcanzado su punto óptimo de evolución, que las anomalías genéticas serán corregidas dentro de poco tecnológicamente. Dicen que el territorio de la evolución humana está en el desarrollo de ideas, no solo de la comunicación, sino de ideas que no son las más bellas, o las más raras, sino las que por su constitución, son capaces de permanecer y ser asumidas por el cuerpo social con facilidad. (Teoría de las Memes) ¿Cuál es su opinión al respecto?

 —Eso es una tremenda pendejada, uno no puede juzgar al mundo por la masa o por lo que la multitud dice o hace. Uno debe juzgar al mundo por los individuos creativos que lo van dirigiendo. Uno no puede juzgar al pollo por sus patas, sino por su cerebro y sus ojos que son los que le dan la visión de la realidad y sus acciones, y esa conciencia de las cosas no se puede negar. Esas teorías son eso, nada más. Me las paso por las bolas. Es más, no me las paso por las bolas, porque sería darles poder, y no me las meto por el ano, porque si yo fuese gay, que no es el caso, no sería un insulto sino una ofrenda. Las teorías no son la realidad, el lenguaje no es la realidad. El lenguaje es una guía, una lámpara que alumbra una parte de la realidad, por eso es útil, nada más. El hombre no ha cesado de evolucionar todavía. Primero que nada, estamos en el comienzo. El ser humano va a alargar su vida, ¿hasta dónde?. Hasta vivir tantos años como vive el universo, si no, no va a estar tranquilo. Es injusto morir antes de que acabe el universo.

Muchas corrientes de pensamiento hablan de la búsqueda de la perfección, sin embargo las bacterias y la vida se alojan en sistemas imperfectos que le permitan desarrollarse.

 —Nadie busca la perfección. Los sistemas son caóticos, pero el caos no es ninguna imperfección. El concepto de imperfección es un concepto geométrico que viene de la geometría euclidiana y de la lógica aristotélica. En realidad no hay perfección solo hay caos hermosos o caos feos porque el mundo se rige por la belleza, ni por la verdad, ni por los conceptos. La ciencia debe ser más humilde porque no es la verdad. La ciencia es como una filosofía que busca la verdad. Las verdades científicas hoy, tienen que ser falsas mañana porque avanzamos hacia la comprensión del universo, de la materia, de la vida y no lo hemos descubierto todavía, así que todo es falso por el momento, son aproximaciones nada más.

Hay tres imágenes para que usted hable sobre ellas de la forma que usted quiera.

 La primera es un gallo de pelea que ha sido derrotado, tiene una pata rota. Su amo, descontento, lo tira en un vertedero. El gallo herido se arrastra hasta una sombra y allí espera la muerte.

 La segunda imagen es la de un niño que toca la flauta. Lo hace muy bien. En un momento viene otro niño del pueblo con un adulto que le dice: Tu riqueza ofende, y le rompe la flauta.

 La tercera es la de un hombre que se ve las manos. Se da cuenta de que le huelen a sangre, pero la sangre es de otro. Es un guerrero que acaba de salir del fragor de una batalla.

 —Bueno, en la primera historia, hay un error, el gallo nunca pierde. En las peleas de gallos para perder, el gallo tiene que tocar el suelo con el pico. Si muere con el pico hacia el cielo entonces no es un perdedor. Se puede ganar muerto. La muerte no es un fracaso, ni impide ganar. Ahí tienes al Cid en España que lo atan a un caballo muerto y gana.

 —El verdadero gallo de pelea nunca pierde, muere con el pico en alto, ni siquiera la muerte gana.
 —En la segunda imagen, el niño al que le rompen la flauta, sonríe y se pone a silbar maravillosamente bien. Él para expresar la belleza en ese momento dado se da cuenta de que no necesita instrumento. Al romperle la flauta los otros, el niño encontró la suerte en él pues descubrió que él es el instrumento.

 —Y la tercera historia del guerrero,...él ahí, a solas, cuando ve que está cubierto de sangre se da cuenta por fin de que el otro existe, porque es sangre viva. La sangre se pone a circular porque es sangre viva. Está cubierto de sangre viva y esa sangre es la sangre del mundo. Esa sangre se disuelve en nube, se evapora y se convierte en la sangre del mundo.

  
 Alejandro se ha acusado a sí mismo: “yo he sido vanidoso, soberbio, egómano tratando siempre de hacer el gran arte, ¡mea culpa!.... En el Tarot, la carta de El Loco representa al ser esencial. El Loco tiene un perrito, el ego, que lo sigue de cerca. Esto es bueno, si fuera al revés sería terrible: lo esencial debe dirigir al ego, uno debe dejar un poco de ser yo, pero no debe darle patadas ni echar fuera al perrito. Debe ayudarle.” Después de desarrollar la psicomagia, de escudriñar en todas las corrientes religiosas, místicas y esotéricas a su alcance, ¿cuáles son sus intenciones?
  
 —Yo lo que quiero es hacer un arte que cure. Las cosas se pueden leer de la forma más terrible y también de la más optimista, porque las imágenes de las que hablé antes en realidad son cuentos, palabras. Con la vida es igual, es un cuento como las imágenes de las que acabo de hablar. Puedes pasar de un cuento oscuro a un cuento luminoso, lo que hay es que cambiar el punto de vista.

 En 1970 se anunció como un hecho inusual en el cine Elgin en el West Village de Nueva York, la presentación a media noche de “El Topo”. Del éxito de esta película surgió la iniciativa de realizar otra financiada por Appel. Se habló en aquel momento de que George Harrison protagonizaría la siguiente película de Jodorowsky, “La montaña del alma” gracias a la intervención de John Lennon.

¿Podría aclarar un poco como fue la relación con Lennon?

 —Lennon vio “El Topo”, y le encantó. Gracias a él yo conseguí el teatro Elgin donde se presentó a las 12 de la noche. Entonces nadie la quería presentar, era muy rara para los americanos, y los críticos no la querían criticar porque no la entendían. Fue Lennon el que consiguió el teatro. Así que hubo que presentarla directo al público y tuvo mucho éxito. Él, secretamente, quería hacer “El Señor de los Anillos” con Yoko Ono. Tenía idea de hacer cine y tal vez por eso le gustó mi cine. Entonces a través de Green Appel hizo que me dieran un millón de dólares para que hiciera lo que quisiera. Nos encontramos un par de veces, me invitó a su casa y eso fue todo. ¡Ah!, me invitó al concierto de Bangla Desh. Eso fue todo.

 Todo vale para Jodorowsky, siempre que sea para hacer el bien. Para crear la propia prosperidad económica le indicó a una señora que metiera dentro de un preservativo varias monedas y lo transportara varios días en su vagina. Los hombres deben atarlo a sus testículos y llevarlo con dos bolas de metal...“Pásese un billete de 500 euros por todo el cuerpo durante 21 días para que se le contagie la prosperidad”.

 Recursos del chamanismo, de la Fe, recursos del poder de la magia destinados a sanarnos de las cosas negativas que hemos aprendido. Imitando la santidad, se reúne todos los miércoles en un café en París para leer el Tarot gratuitamente y practicar su psicomagia, para ofrecer una visión a través de imágenes arraigadas en el subconsciente de cómo curar nuestra mente.
 A un señor, lo invitó a ir a Ámsterdam (allí es legal) y le recomendó sentarse cómodamente y contemplar el amanecer en la seguridad de su habitación. Hacia las 3 de la madrugada debía ingerir hongos frescos, con la finalidad de que su espíritu y su inconsciente se despertaran y se desvelara su realidad.

________________________________________
 Perfil de Alejandro Jodorowsky

Alejandro Jodorowsky Prullansky, hijo de un vendedor de calcetines ruso y una argentina, nació en Iquique, en Chile, en Febrero de 1929. Si la realización de un hombre se mide por lo que hace en la vida, este hombre lo ha hecho todo.

 Cine, teatro, guionista de cómics y ahora sicomago. Desde el primer momento Chile le quedó pequeño a este joven de mundo y viajero espiritual que ha ido generando su propia suerte a lo largo del camino. Fue alumno de Marcel Marceau, perteneciendo a su compañía 5 años, fundador del grupo de teatro Pánico junto con Fernando Arrabal y Roland Topor, fue uno de los movimientos más provocadores de su momento, realizando montajes y happenings con el propósito de provocar al público y hacerlo reflexionar. Unido a la corriente “todorista”, el movimiento “pan”, significaba todo y era finalmente el “teatro del todo”, teatro Pánico. Ese espíritu romántico y provocador lo llevó a resistirse a las exigencias del mercado que más tarde le pasaría factura.

 Las películas de Jodorowsky son filmes que han causado un profundo impacto en los espectadores convirtiéndose en películas de culto, realizando producciones como Fando y Lis (1967), El Topo (1971), La montaña sagrada (1974), Santa Sangre (1989), El ladrón del arcoiris (1990). El año pasado se estrenó en Canadá y Francia Los hijos de El Topo una alegoría a Caín y Abel, protagonizada por Marilyn Manson y Johnny Deep. Según el mismo cuenta su propuesta narrativa no seguía la convención de los tres actos sino que estaba hecha en la forma de una pirámide con cuatro puntos: intelecto, emoción, sexo y cuerpo. La intención era que se unieran todos estos elementos en el acto final de manera que el espectador tuviese varias lecturas de la película.
 Durante los años 80 intenta realizar sin éxito el proyecto que más tarde dirigiera David Lich, Dune. De ese fracasado intento surgió la relación profesional con Moebius con quien ha desarrollado cómics que han pasado a convertirse en auténticas leyendas como El Incal dibujada por Jean Moebius y Alef Tau, dibujada por Arno o El Ángel Carnívoro o El Dios Lama.

 Maestro del Tarot, posee una revisión y actualización del Tarot Marsellés, pero también Jodorowsky es un buscador que anteriormente fuera asistente de Pachita, una curandera chamánica. De ahí, y del sicoanálisis, proviene su propuesta más brillante, afincado en la intención de curar y ayudar. Además de ser autor de libros como La danza de la realidad o El niño del jueves negro y Psicomagia. Una terapia pánica, Jodorowsky hace la presentación de su cabaret mágico, todos los miércoles en el Café El Temerario, en París. “La psicomagia proviene de mis investigaciones con charlatanes mexicanos, chamanes y brujas mapuches del sur de Chile. Cuando el inconsciente crea una pulsión, ésta puede ubicarse a través del sicoanálisis, pero sólo puede ser sublimada de manera metafórica, utilizando los códigos del pensamiento mágico. En esto consiste la psicomagia, en darle una salida creativa al inconsciente, en hablarle con su propio lenguaje”.

 Alejandro Jodorowsky dictó en el mes de junio de ese año un curso sobre Psicomagia en Madrid.

No hay comentarios: