martes, enero 15, 2013

UN MOMENTO EN LA TIERRA

CAPITÁN DE LA NAVE DE LOS LOCOS




Marshal Mc Luhan dijo una ves algo así como que, una autovía en alta circulación se convertía visualmente en un rio. El hemisferio de cerebro desarrollado con la escritura hipertrofia uno de los componentes con los cuales desciframos la realidad y la conceptualizamos. No sé qué coños significa exactamente eso, pero se me parece a este par de fotos que hice casualmente la otra noche.

Así, nosotros nos sumergimos directamente en el torrente informativo y desaparecemos en él fagocitado por un as de luz. Es la autovía, la calle, la noche relentizada, la exposición al máximo de todo, donde la baja velocidad aumenta la intensidad de la exposición a otras cosas.





El medio es el mensaje, dijo, pero no codificó el soporte propiamente sino su efecto en nuestras sinapsis, ¿qué eso de una sinapsis?.

Creo que se hace tarde, demasiado tarde si me detengo a pensar esta parte de la historia. La imagen eleva la velocidad de lo que ocurre al contrario que el tiempo de opturación... Después de la cultura, después de las palabras, quedamos directamente en el centro de la experiencia misma. Estar, parece que lo es todo y es nada sin la información. ¿Qué dirá de esto tu cerebro reptiliano? Al observar la imagen me sorprendo, mucho, esas sombras eran dos personas, que no dicen, ni significan nada en el torrente luminoso que las engulle. Pero, se detuvieron, el semáforo se puso en rojo, cruzaron la calle. En tiempo real. No lo sé, pero me viene a la mente la idea de que vivimos en una metáfora que parece verdadera solo como una reiteración.

No hay comentarios: