martes, enero 15, 2013

EL ESPÍRITU DEL TIEMPO, ESPAÑA Y EL 15M

En un proceso emergente no existen manuales ni métodos preestablecidos, pero pueden verse en la Spanish Revolution y en toma la plaza algunas características.

A) Horizontalidad o transversalidad. No hay líderes y las decisiones se toman en consenso lo que hace que las asambleas sean largas pero al mismo tiempo profundas, se incide en el pensamiento colectivo y el pensamiento lateral.

B) No existe el dinero en las interrelaciones económicas, se abastecen de donaciones pero no hay intercambios económicos entre los participantes, está prohibida la venta o compra de productos. Tampoco hay una prohibición expresa, solo la voluntad general de no utilizarlo. Sin embargo, si se toman los medios de producción, estos podrán llegar a ser equitativos y solidarios.

Han demostrado que con el método asambleario y la toma de decisiones por consenso (no voto), se puede llegar a los medios de producción, actualmente existe un proyecto de redes de cooperativas comprometidas en aceptar cuatro tipos de intercambios distintos al dinero deuda como son la donación, el trueque, una moneda social y euros virtuales.


C) Conocimiento y tecnología. Se usa el conocimiento profundo dentro de las asambleas, el ser humano y su bienestar son el centro de la toma de decisiones apoyados por la ciencia y la tecnología accesible.

D) Hay un profundo sentimiento ecológico en todas las asambleas.

E) El Movimiento actúa en dos direcciones a corto plazo y a largo plazo.

No sabemos exactamente que camino están tomando las asambleas de Wall Street después de haber sido desocupadas de la plaza pero mencionaré algunos peligros:

Es un movimiento muy heterogéneo como este, hay toda clase de tendencias y aquí en España especialmente hay una gran presencia de gentes de izquierda, presten atención a las particularidades de su localidad. Es normal por otro lado ya que los movimientos activistas más importantes en Europa surgen de la izquierda, aunque esta se muestra cada vez más descontenta con su propio recorrido. Atención particular a los movimientos contraculturales de donde surgen abundantes ideas para la mejora del sistema.

Mucha gente no sabe nada, de nada, está ahí porque las cosas le van mal pero no sabe ni siquiera que vive dentro de un sistema de interacciones, solo quiere que sus circunstancias mejoren. Son peces que no saben que están en el agua.

En otro sentido las posibilidades están en que las asambleas poseen un mecanismo de bloqueo que permite a la minoría hacer valer su voz dentro de las asambleas. Así, es preciso destacar que desde el 15 de Mayo en que surgió todo de golpe en la realidad, se especuló y de hecho ha habido plataformas que han intentado, crear un partido político, crear una Iniciativa Legislativa Popular o convertir al Movimiento en una reivindicación de la izquierda. Sin embargo nada de eso ha ocurrido (de momento), muy por el contrario la conciencia de cambio es cada vez más profunda. El lema de la última gran manifestación fue: “No es una crisis, es el sistema”. Se evita a toda costa la instrumentalización político partidista.

Pues es simple, en las asambleas generales, el Movimiento 15M ha recuperado los espacios públicos para el debate y la discusión, ha recuperado un concepto griego de gente y conocimiento, el Ágora.

En los barrios y en las plazas se producen reuniones de grandes cantidades de personas que buscan respuestas, que escuchan atenta y respetuosamente y tratan de divisar un nuevo futuro. Antes del 15M nos preguntábamos en las reuniones cómo llegar a la gente y realizar conferencias y acciones de calle. Ahora mismo eso no es necesario, el ideario colectivo se encamina hacia una búsqueda real de sentido común.

La estructura sistémica de la acampada es Economía Basada en Recursos, valores humanos profundos, el dinero tiene un valor de trámite.

Es preciso entender que el sistema capitalista está en franco declive pero las soluciones históricas de la izquierda también lo están, van unidas a él desde el punto de vista sistémico.


No hay comentarios: