lunes, enero 28, 2013

ANA MARÍA MOIX

"No sabemos quién descubrió el agua, pero sabemos que no fueron los peces." Marshall Mc Luhan. ¿Te has dado cuenta del sistema en que vives?


Ana María Moix: "Terence Moix hizo mucho porque se publicara “La sombra del viento”"

La escritora Ana María Moix (Barcelona, España, 1947), hermana del gran autor Terenci Moix, acaba de presentar el recién creado premio Noveles de Bruguera 2006. Destinado a apoyar a escritores noveles españoles e iberoamericanos.  El premio se distingue de los demás conocidos, porque constará de un solo jurado que esta vez estará encabezado por escritor Eduardo Mendoza y tiene una dotación de 12.000 euros



Para la académica de la Lengua de España, Ana María Matute, la vocación de todo premio es el apoyo incondicional a la cultura. El premio estará dotado de 12 mil euros y se podrán entregar los manuscritos antes del 31 de diciembre de 2005. Toda la información se puede encontrar en www.edicionesb.com

Ana María Moix comenzó a escribir a los trece años, y a los diecinueve comienza su actividad literaria propiamente dicha. Sus obras están comprendidas entre poesía, narrativa y ensayos. En poesía destacan su obras: "Baladas del dulce Jim",1969, "Call me stone", 1969, "No time for flowers",1971, "A imagen y semejanza", 1983, "Julia", 1970, "Veinticuatro por veinticuatro", 1973.

 En cuanto a narrativa entre otras: "Walter, ¿por qué te fuiste?",1973, "La maravillosa colina de las edades primitivas",1981, "Los robots"/"Las penas",1982, "Las virtudes peligrosas",1985, y "Miguelín", versión infantil de "El cantar del Mio Cid",1986. En su obra literaria también destaca el ensayo "Mara Girona: una pintura en libertad" 1977. Su producción ha conjugado la prosa, la poesía y los artículos periodísticos. Ha ejercido la crítica literaria en distintos medios culturales.  La nostalgia es la pieza clave de sus novelas.

--¿Qué criterios exige la editorial para elección del libro ganador?
--Solo se exigirá que tengan un máximo de dos obras publicadas y que no sean conocidos.  Lo importante del premio es que sirve para dar un espaldarazo al escritor que va saliendo; pero siempre es un riesgo, uno nunca sabe bien si el libro tendrá un verdadero éxito. Tampoco creo que si me sintiera responsable pudiese ayudar a la editorial a vender más. Cuantos premios hay de los que se tenían las mejores esperanzas y no llegaron a ninguna parte, o lo que es mejor, cuantos de aquellos que no tuvieron ninguna posibilidad y luego representó un verdadero éxito.


--¿Buscarían un libro como “La sombra del viento”?
--“La sombra del viento” se presentó a un premio y no ganó. Al parecer nadie la quería. Antonia Kérrigan hizo grandes gestiones para que saliera el libro, y también mi hermano Terence Moix se esforzó porque la Editorial sacara el libro, y realizó amplios esfuerzos para que se publicara. Terence intentó imponer su criterio sin conseguirlo y de hecho realizó una mención.

--¿Representará una oportunidad para los jóvenes?
--Hoy en día hay muchos jóvenes que ya no se presentan a grandes premios, y no lo hacen porque saben que de alguna manera están medio apalabrados. Y es lógico, pensando que una editorial que invierte fuertes sumas de dinero, quiera garantizar la inversión. “La ciudad y los perros” vendió 4500 ejemplares en su día y supuso un éxito, pero si eso ocurre con un gran premio y solo se vende eso, sería para suicidarse. A parte del factor de subjetividad que pueda haber en la selección del premio hay que pensar que bien administrada la proyección del premio, podría servir para descubrir a buenos escritores, grandes escritores.

--¿Los premios acabarán por convertirse en la única manera de proyección de un escritor dado el mundo editorial tal y como se encuentra?
--No, por supuesto que no, o al menos espero que no. Los premios representan una oportunidad de vía rápida pero los libros deben pasar la prueba del público, de la larga duración para comprobar su propio éxito.

--Los escritores tienen fama de no leer a nadie salvo a escritores consagrados y poco más ¿Un escritor está realmente capacitado para decidir él solo cuál es el mejor libro?
-- Finalmente es un trabajo, un trabajo remunerado además, en la vida particular es verdad que muchos escritores pasan directamente de leer manuscritos, pero lo que es peor, hay escritores que tienen en mente la idea de envolver el pescado con los manuscritos que le llegan. Eso significa que no está mal que el propio escritor se dedique a consagrar a otro, darle el premio y además leerlo (risas).

--¿Y si lo que se lee cae mal porque se parece demasiado al seleccionador de la obra ganadora?
--Es un riesgo que habrá que correr, pero dudo mucho que algo así ocurra. Además también puede ocurrir que entre los concursantes haya alguien de talla mucho mayor que el propio jurado... Finalmente es así... darle toda la responsabilidad a un solo jurado.

UN PREMIO LITERARIO SINGULAR


Con una dotación de 12.000 euros y una primera edición de 8.000 ejemplares de la obra ganadora, el premio tiene una característica que lo hace único: la decisión sobre el texto vencedor corresponderá a una sola persona, que cambiará cada año. En la primera edición desempeñará esta labor uno de los narradores españoles más reconocidos, Eduardo Mendoza, autor de novelas como “La verdad sobre el caso Savolta” o “La ciudad de los prodigios”.

El galardón se concederá a un relato de ficción escrito originalmente en castellano por un autor novel que no haya publicado más de dos obras, y con una extensión mínima de 150 folios. El plazo para la presentación de manuscritos finaliza el próximo 31 de diciembre de 2005; el premio se conocerá en la primera quincena de febrero del 2006 y la obra se publicará a comienzos del mes de abril de 2006.

No hay comentarios: