sábado, septiembre 10, 2011

15M LA GÉNESIS DEL CAMBIO

CAPITÁN DE LA NAVE DE LOS LOCOS

Hoy escuché por parte de un asambleario del 15M, un hombre mayor muy reflexivo, que el 15M padece de “adanismo”, que el propio movimiento tiene la tendencia a mirarse a si mismo como algo único en el mundo. Está claro que aquí nadie ha inventado la bombilla, ni la batería de Edison, pero la conjunción de elementos le dan al 15M el potencial transformador que probablemente muchos reclamaban hace tiempo.
Se ha recuperado el espacio público para las personas y no solo para lo comercial, se ha actualizado y reconstruido la idea del Ágora, se habla de juego profundo. Se organizan las tomas de decisiones y se profundiza en el pensamiento colectivo, el pensamiento lateral, la desmaterialización del falso ego que genera el sistema capitalista, basado en la relevancia de la adicción hacia las cosas, el poder y el dinero.
Es bueno darse cuenta de que el propio movimiento comienza a aportar soluciones a los problemas sin contar especialmente con las instituciones. Así, ya existe el foro para la creación de una cooperativa general de Madrid, solo un ejemplo, se habla de moneda paralela, de horizontalidad en el poder a toda costa y de profundización en la idea de la obtención de recursos y generación de intercambios sin contar con el sistema monetario actual.
Está claro que el cuerpo motriz del movimiento es popular, es activista pero también de conocimiento, de sabiduría y de replanteamiento de la realidad. Se incide en que, en toda democracia representativa, el único poder del individuo es el voto, uno, el suyo, mientras que en el proceso asambleario, de la democracia participativa resulta revelador, la relevancia que posee cada persona en base a sus ideas y conocimientos, amén de que esas ideas pueden cambiar toda vez que lo importante son las personas.
Por fin se habla de la desaparición del dinero, de la economía financiera y de la construcción de mecanismos asamblearios para llegar a los procesos de producción, de manera que la empresa privada pasaría a un segundo plano. Se habla del cambio de la sociedad en todos sus sentidos y esto, como no, va fraguándose poco a poco.
Se habla e insisto en ello no como un hecho aislado, sino como un hecho generalizado de la adaptación de las formas de producción a un adecuado uso de los recursos con especial acento en el resguardo ecológico. Empresas habrá muchas pero solo tenemos una biosfera.
Se insiste en el conocimiento profundo, se insiste en la tecnología y la ciencia como mecanismos para salir adelante como civilización. En ese sentido, el 15M es todo.
Así ya podremos hablar claramente del significado de un nuevo paradigma social, un nuevo proceso colectivo, individual y cultural.

No sé hasta dónde llegará el 15M, no sé qué pasará con todo lo que se ha hecho, pero como fuente reveladora, creadora de conciencia. Este fenómeno social tiene una gran capacidad de traspasar las barreras y poner un pie al otro lado de lo conocido, para emprender un nuevo camino por el bien de todos. Ojalá pronto empiecen a llegar las damas burguesas y los jóvenes de la clase acomodada a las asambleas, ojalá empiecen a darse cuenta de que el cambio es estrictamente necesario y hay que aprender a vivir en él.

No hay comentarios: