jueves, mayo 19, 2011

THE SPANISH REVOLUTION Y ESAS COSAS BONITAS EN PRIMAVERA


CAPITÁN DE LA NAVE DE LOS LOCOS




No quiero exagerar diciendo cosas como, asombroso, reedición del Mayo del 68, la primavera de Praga o alguno de estos momento históricos de lo que hoy llamamos la sociedad civil.


No sé, probablemente no sea tan glorioso pero lo que está pasando ahora en directo en La Puerta del Sol de Madrid es, cuando menos, algo muy bonito en esta primavera de asco por el sistema. La plataforma que convocó la marcha protesta el 15 de Mayo contra la enorme parálisis que sufre el país, contra el estado actual de las cosas en cuanto al desempleo y la economía, y por lo que es el flagrante abuso de la estructura del poder establecido, no podía imaginar que derivaría en esta manifestación espontánea de miles de jóvenes que han tomado La Puerta del Sol de Madrid y otras capitales de España para darle continuidad a esta manifestación de rechazo.



Algunos hablan del nuevo movimiento democracia real y otros de la Spanish Revolutión, y sorprende el seguimiento que se le está dando por twitter y en las redes de internet. Los partidos políticos se han apresurado a explicar que esa manifestación no es contra ellos por separado o en particular, los medios de comunicación pasan del insulto al desconcierto porque la verdad es que nadie sabe qué es lo que está pasando. Se repudia por igual a la derecha y a la izquierda, la consigna general es que la política apesta y envenena y que somos víctimas de una estructura perversa e inaceptable.



Las asambleas se reproducen continuamente y ya se han creado equipos de trabajo y acción mientras se trabaja en el borrador de un manifiesto y una posición definitiva de algo que está en evolución. Y ahí, es donde está la clave. Se trata de una acto cívico donde todo ocurre delante de ti en tiempo real y si no estás, te lo pierdes.



A mi personalmente me parece demasiado pronto para especular con el impacto que tendrá esta manifestación espontánea, sin embargo, lo que si es verdad es que lo que toda esta gente muestra; jóvenes, padres con cochecitos de bebés, señoras mayores con paraguas y la gente que pasa, pero sobre todo mucha gente cerca de los treinta años, es que muestran un verdadero síntoma del estado de las cosas, y esto es que la gente ya no puede seguir tragando más de lo mismo sin tomar algún tipo de posición.



El abuso del poder resulta cuando menos indignante y los políticos centran sus esfuerzos en los propios juegos del sistema y en reforzar esta ecuación infame en donde la mayoría siempre pierde. Tendré que añadir mi propio caso, siendo venezolano y después de casi 20 años de vivir en España. Me dieron la nacionalidad el día de mi cumpleaños de este año, y estoy tan harto que el primer acto público y oficioso que hago, es precisamente un acto de desobediencia (la ocupación de la plaza está prohibida aunque sea tolerada)



Debo confesar que nuestro grupo heterogéneo Zeitgeist se activó de inmediato y pretendimos acercarnos a difundir el movimiento entre la gente sensible. Estuvimos todos, pero lo que realmente ocurrió es que fuimos literalmente absorbidos por ese estado de conciencia en acción. Nuestros panfletos se fundieron con los otros y la gente ávida de información los conservaba. Nos halagó mucho ver que nuestros flyers iban a parar a los bolsillos de la gente y no a la basura. Algunas vueltas, se acabaron los papeles y hasta ahí llegó el activismo. Invitamos a la gente a interesarse por nuestro movimiento, por Zeitgeist y luego nos sumamos a la plaza a compartir y a estar con los demás.



Ardible y yo fuimos a hablar con la gente de Comunicación para proponer proyectar Moving Forward y hacer un cine foro. Me encontré con Beatriz, activista de una ONG y amiga mía, comprometida hasta las cejas con lo que allí ocurre, nos comentó que se estaba constituyendo el equipo de traductores, que aun no tenían un texto definitivo y especialmente que estaban defendiéndose de los intentos tanto del PSOE, el Partido Popular e Izquierda Unida por captar el ánimo del movimiento en su favor. Siempre rodeados por varios furgones de la policía y seguramente otros tantos de paisano.



Luego nos encontramos con el equipo de acción de calle y ahí nos pusimos a trabajar. Y me vi cogiendo unos cartones para poner las actividades a desarrollar, por horas, y proponiendo la organización de los grupos y entendiendo que en aquello o estabas dentro o eras un mirón de madera.



Después nos reunimos a debatir, decidimos que pasaremos información del movimiento pero nos abstendremos de hacer proselitismo. No vamos a hacer lo mismo que los políticos. Estaremos con todos los demás y compartiremos su suerte siempre y cuando no acaben proponiendo cosas contra lo que nosotros proponemos. Así, los compañeros de acción de calle se quedaron en la Puerta del Sol a pasar la noche en medio de la lluvia y yo me vine a escribir estas líneas (menudo revolucionario estoy hecho).



Creo que tenía como mínimo que escribir esta crónica personal y sobre todo proponer que elaboremos un comunicado, respecto a un gesto espontáneo de la sociedad que se parece mucho a lo que nosotros preconizamos en el Movimiento Zeitgeist. Mi deseo personal es que la gente tome conciencia rápidamente y de forma creativa y bella.


No hay comentarios: