viernes, febrero 18, 2011

CINE CON SARDINA

CAPITÁN DE LA NAVE DE LOS LOCOS


“En mi pueblo, cuando éramos niños, mi madre nos preguntaba a mi hermano y a mí si preferíamos ir al cine a comer con una frase festiva: ¿Cine o sardina? Nunca escogimos la sardina”.
Guillermo Cabrera Infante

Según un estudio realizado por la agencia Universal Mc Cann, en el año 2008, el uso de internet y su penetración en la sociedad española, colocaba a este país en el puesto número 15 a nivel mundial con un 56 % de penetración con cerca de 11 millones de usuarios activos. Entre otros usos de internet, como los blogs, las redes sociales, etcétera; la descargas de películas y videoclips ocupaban ya para los españoles un lugar relevante dando un noveno puesto mundial, superado solo por países como Filipinas, méjico o Brasil. Para los usuarios españoles la actividad de visualizar videos por internet ocupaba el 86% de su tiempo de navegación. (Ver http://pymecrunch.com/uso-de-internet-en-espana-casi-11-millones-de-usuarios-activos-fuerte-implantacion-de-los-blogs-y-crecimiento-destacado-del-consumo-de-videos ) En este estudio se cita lo siguiente:
“El crecimiento del consumo de vídeos en España es impresionante: en 2006, sólo el 28% de los usuarios de Internet veía vídeos; en 2007, casi el 70%; los últimos datos elevan esta cifra hasta el 86%, lo que implica un aumento de más de 15 puntos.”

Esta tendencia hacia el 2010 no solo no ha variado sino que existiendo el doble de usuarios que entonces, cerca de unos 20 millones de personas la tendencia se ha mantenido al alza. En un estudio más específico realizado por Mediascope Europa en marzo del 2010, colocaba en la descarga de información visual un 93% de las visitas, pero no solo eso, sino que daba un 56% de uso de internet exclusivamente para el visionado de películas. Ver: http://recursos.anuncios.com/files/340/66.pdf

No es de extrañar pues que la industria cinematográfica y el Estado haya declarado la emergencia en esta situación, toda vez que la entrada en pérdidas por consumidores que dejan de ir al cine o comprar las películas, es abrumadora. Cerca de 5200 millones de euros en la primera mitad del 2010.
Está claro que la capacidad transformadora como soporte de internet, no solo amplifica el volumen de información que somos capaces de consumir, sino que tiene el poder de abaratar los costes o de eliminarlos. ¿En qué se transforma la música? Desde que Enrico Carusso ganase su primer millón de dólares por la venta de las copias de su primer disco de pasta grabados en 78 rpm. Hasta las 260 grabaciones que realizó, la evolución de los medios no había sufrido un cambio tan revolucionario, o cuando menos tan significativo.
Los logaritmos de compresión y descompresión binarias han hecho posible que tanto la música como la imagen, se puedan procesar a gran velocidad en un soporte ágil y flexible como lo es internet. Pero, por qué en España hay tal piratería cuando en los países anglosajones es mucho menor al parecer. Una de las razones puede estar en el precio, como bien lo recoge el artículo sobre la imposición del precio en el producto creativo que se realiza en España, para algunos es absolutamente abusivo.
Allí se cuestiona la ley Sinde. Está claro que la cuestión del beneficio es un bien sacrosanto en el capitalismo, pero al parecer las desigualdades como condición inherente al mismo también lo son. Como comparativa un ejemplo planteado en el artículo reseñado.
el precio de la película Harry Potter y la orden del Fénix es de 14,95 € aquí, mientras que allí (INGLATERRA), no tienen que pagar más que 5,37 (4,49 libras) Si es una gran serie de televisión lo que queremos, la primera temporada de The Wire, por ejemplo, aquí nos costará 39,95€, mientras que allí (Inglaterra), nos saldría por 15,43 (12,89 libras).
Sin embargo resulta significativo el hecho de que el aumento de la velocidad en el tráfico de información permita a un usuario visionar varias películas en internet antes de ir al cine con lo que no solamente la cuestión económica prima.
En todo caso, lo que los gobiernos se esfuerzan en regular es lo que ya Negroponte decía en 1995:
“El movimiento metódico de la música grabada en piezas de plástico, tal como el lento
manejo humano de la mayoría de información almacenada en los libros, revistas, perió-
dicos y videocasetes, se convertirá en una transferencia instantánea y gratuita de datos
electrónicos que se desplazan la velocidad de la luz […] la transición de los átomos a
los bits es irrevocable e imparable”. (1995, pág. 4)
El motivo de este trabajo, es indagar acerca de esta cuestión en sendas entrevistas colectivas donde se habló de este tema.
MARCO
El planteamiento inicial del trabajo trajo consigo, dos inconvenientes principales. Uno de ellos que parecía más simple, fue el de la pregunta. ¿Por qué ver películas en internet y no en el cine? Esta fue la primera cuestión, pero nada más comenzar la primera entrevista se produjo el asunto de qué hacer con las series de televisión.
La otra cuestión eran los grupos de interés. En un primer momento elegí a amigos que se dedican al cine y a la televisión, con lo cual tienen una impresión muy definida del asunto de las películas en internet, lo que me llevó a plantearme la necesidad de crear otro grupo que no estuviese relacionado con la televisión.
El método consistió en dos merendolas en mi casa, la última de ellas este sábado 12 de Febrero, siento la tardanza. Y una misma pregunta ¿Por qué ver películas en internet y no en el cine? He entremezclado los extractos más llamativos de ambos encuentros para crear un sólido. La diferencia entre los usuarios de internet que trabajan en audiovisuales es que se muestran afines al control de internet y hablan directamente de piratería, y los otros no.
PRIMER CASO:
LAS SERIES DE TELEVISIÓN
“Yo no veo películas en internet, en general son de mala calidad y suelen ser copias basura del tipo top manta. Yo lo que veo son series de televisión. He visto True Blood, Breaking Bad y varias de CSI cosa que no puedo hacer por televisión”.
Efectivamente la televisión realiza una presentación de los enlatados que compra de forma arbitraria y esto anima a los consumidores a ver películas en internet donde están descargadas por temporadas y ordenadas por capítulos, cosa que no suelen hacer las televisoras generalistas. Cabe destacar algo mucho más importante y es el hecho de que internet es también una biblioteca o videoteca de películas que ya no están en el mercado y que se pueden visionar on line, para ejemplo las dos versiones de la película “Solaris” tanto la rusa como la de Soderberg en 2002, no hay forma humana de encontrar la original rusa en los videoclubs ni en la FNAC, por ejemplo.
“Cuando veo las series me siento una tarde y me zampo tres o cuatro capítulos y me quedo tan ancho, da igual que tele cinco y la cuatro quieran fidelizarme poniendo todos los capítulos de House seguidos, igual siempre están salteados, y siempre discontinuos”
“House precisamente no es un buen ejemplo porque puedes ver los capítulos casi por separado, pero en CSI Las Vegas si, porque ellos han envejecido en la tele”
“Bueno ahora está Lauren Fishburne, Grissom se ha ido”
“¿Y? ¿Acaso tu ves realmente continuidad?
“Yo, no veo nada de eso por internet, me jode que me pirateen mis videos”
“Ya pero si todo lo que haces te lo censuran en youtube”
“Con más razón”
Aunque siempre se esté dispuesto a ceder en la calidad otros opinan que un buen sonido y una buena traducción, a parte de la imagen, son importantes.
“Ya te digo yo que te no te voy a servir para este trabajo, yo prefiero comprarme mis paquetes de videos de una buena serie, regalarlos o que me los regalen a estar pendiente de lo que sale en videosyonkis, la piratería lo jode todo tío, sinceramente”
“Para mi, lo que ocurre es que entramos en el tema de siempre, la gente no respeta tu trabajo, yo sé el esfuerzo y las horas que cuesta hacer un video, un rodaje como para que venga un pringao y se lo baje por nada”
“Eso, eso... ¿tienes más chocolate?
EL SEGUNDO GRUPO:
“Sí, bueno, la verdad es que yo me tengo pillados un par de servidores guiris y me las bajo todas en inglés, buena calidad y cojonudas, además practico el idioma porque en megavideos es tremendo muchas están traducidas por mejicanos y me dan risa”.
“Yo me preparo mi ritual de capítulos, mis patatitas, mi cervecita, me enfundo en mi bata y paso del mundo, la semana pasada vi entera “Ghost in the shell (stand alone complex)”
“Ay pero qué antigua, a mi me gusta mucho más la nueva de V, igualita de hortera pero igual de asquerosa, jajajajajajaj. ¿Sigues saliendo con el guiri aquel?”...
El usuario de internet no solo ve cada vez más película, sino que su sentido de la intimidad y de lo personal es cada vez más gregario y está diluido en la red.
Continúa: “He visto que has puesto fotos con otro chico en Face” (de Facebook)
SEGUNDO TEMA QUE ERA EL PRIMERO: EL CINE
PRIMER GRUPO:
“La gente lo quiere todo gratis tio, eso no puede ser, aunque sí reconozco que hay cosas que solo se encuentran en los video clubs”.
“Para Mi la palabra clave es calidad broadcast e internet no la tiene, no puedes ampliar demasiado ciertas películas porque corres el riesgo de no poder verlas, además el sonido es una mierda”
Ciertamente para los consumidores de imágenes especializados, las películas colgadas en la red, no tienen la suficiente calidad, en el otro grupo se verá que es un sacrificio que muchos están dispuestos a hacer con tal de no pagar o porque no es lo suficientemente relevante para verlo en una sala.
“A mi me parece mal ver una película que ha costado tanto esfuerzo hacerla sin retribuir su valor de alguna manera”
“Si pusieran un precio por descargarlas de internet sería más asumible, ¿acaso ya no lo hacen con los discos de rescate de microsoft?”
“Me niego a no poder ir con la piba y ponerte en la fila de atrás a darte el lote”
“¡Eh!, que para eso están los cines de verano”
“Ahí le has dado, yo no pago casi ocho euros por ir al cine a morrearme”
“Eso era antes que había que morrearse escondidos”
“¿Antes, antes cuando? Parece que hablamos de hace siglos”
La composición de lugar y de espacio tiempo se ha transformado, de la misma manera que a principios de la industria las películas eran más bien escasas y difíciles de rodar, amén de que el número de salas tampoco era abundante, contrasta con el hecho de que hoy existen multicines, múltiple variedad de ofertas y películas, catalogables por géneros, que resultan inabarcables para el espectador. Marshall Mc Luhan decía una película de cine aspira a la novela, sin embargo, hoy en día por muchas películas que puedan verse resulta imposible verlas todas, tanto como libros pueden leerse. La digitalización de todo el conocimiento y la cultura y que este sea volcado a la red parece inevitable.
EL SEGUNDO GRUPO:
“Yo, como mucho voy una vez al mes al cine, pero on line puedo ver mucho más y no me siento culpable”
“A mi me gusta ver películas antiguas y de serie B, e internet es bueno para ello”
“Pero no hay tantas películas antiguas en internet, hay más de serie B”
“Cada vez más, cada vez más”
“Cuando me hablan de una peli, casi siempre sé que no iré a verla, parece que cuando me la describen ya la he visto, por eso procuro interesarme y buscarla en la red”.
“Tengo poco tiempo, muchas veces la red me salva de ver una película que de otra forma no pillaré en cartelera”.
En este grupo, la información parece redundante, es decir, todos consumen abiertamente películas sin importarles demasiado la calidad de la misma, ni la valorización económica. También resalta el hecho de que la información que se adquiere se produce de forma fragmentada. Es decir, son unidades escogidas casi al azar, producto del torrente de estrenos del momento salvo el honorable caso de las películas antiguas y de serie B. ¿Es este un uso oportunista dado a los estrenos y por seguir culturalmente lo que acontece o va más allá en lo que significa el consumo de información? Esta pregunta parece no tener respuesta, toda vez que la mayor parte de la gente ve las películas en internet, en función de aquello que está de moda en el cine, lo que produce una segunda paradoja, propia del top manta; solo se ve aquello que se conoce, y que es famoso, lo que es extraño pero está dentro de los circuitos, es decir, si no estás en internet, no eres nadie.
EL LUGAR COMÚN:
A pesar de que todos convienen en que en algún momento han visto una película en internet, me refiero a los más reacios de los usuarios del medio, si es cierto en que todos convienen en el hecho de que ir al cine es un acontecimiento con valor social y con categoría de evento importante. Este se pone más de manifiesto en las películas con efectos especiales y detalles, como por ejemplo “Avatar”.
“Me gusta ir al cine a ver la buena película, la gran película, la que vale los ocho eurazos...”
“Nada como que apaguen las luces y estar ahí con tu chico o con los amigos y ver la pantalla grande”
“No me gustan mucho los multicines pequeños, prefiero los cines grandes con pantallas grandes donde ver las películas con mucho detalle”
“Internet no es capaz de superar el impacto de una imagen gigante, mi portátil siempre se queda corto cuando se trata de ver una buena peli”
“Aunque cambie de monitor con el euroconector, no es lo mismo, nunca es lo mismo no sé por qué”
Entiendo que el significado de estas frases redundantes es que, el cine seguirá de alguna manera teniendo su lugar especial, como lo sigue teniendo la radio, la televisión, el teatro y las demás formas de expresión, de “soportes” en donde consumir libremente la cultura. Recordando a Marshall Mc Luhan, los medios de comunicación y los soportes en si mismos tienen su propia naturaleza desvinculada del contenido que transportan. La tecnología está en amplia evolución lo que significa que las restricciones no llegarán a ser suficientes sin suponer un freno a la misma tecnología y al conocimiento, o como dijese uno de los personajes en la película mediterráneo refiriéndose a un porro de hachis... “Este tabaco es muy bueno, seguro que acabarán prohibiéndolo”.
BOBLIOGRAFIA
WWW.PYMECRUNCH.COM Artículo sobre uso de internet en 2007
Estudio sobre el uso de internet en 2010
La opinión de Lanzarote: Artículo que cuestiona la Ley Sinde:
Etnografía Virtual de Christine Hine: http://www.uoc.edu/dt/esp/hine0604/hine0604.pdf

1 comentario:

Anónimo dijo...

soy Damián he intentado ponerme en contacto contigo, llamame 655602565