jueves, septiembre 29, 2005

UNA MIRADA ANALÓGICA SOBRE VENEZUELA


BIENVENIDO A LA NAVE DE LOS LOCOS

He publicado este post en un centro de debate creado por Kira al cual les invito en caso de que estén interesados en hablar sobre Venezuela de forma constructiva (Hagan click en el título). Ha surgido al hilo de lo que he leído y mis propias reflexiones... En mi opinión es fundamental comenzar a hablar desde lo que es y no desde lo que debería ser porque el enfado nos resta visibilidad...

Bueno, yo creo que es importante tomar la estadística como un síntoma de algo más profundo, más histórico pues... Tengo la sensación de que si bien es importante tener claro el tema, realmente estaríamos haciendo lo de siempre... describir el paisaje... Por ejemplo, el síntoma me indica que se trata de una sociedad desestructurada, y con poca información se puede saber que esa desestructuración general, es parte de un proceso de ruptura total con el antiguo esquema social... Los mantuanos no están, los antiguos ricos se mimetizan o se van y lo que es más interesante, es que su clase media se está yendo también, es decir, el sustento del eje “ejecutivo y administrativo” del funcionamiento social desaparece.
El país funciona al estilo de las sociedades feudales, por aglutinación bajo el manto de la fuerza y de un individuo y varios como él... ¿Qué es un noble feudal? Un militar con poder civil... En la sociedad contemporánea ese esquema ha sido sustituido por las dictaduras militares o gobiernos autocráticos de apariencia civil. Un país desarticulado generará primero que nada inseguridad ciudadana. No es baladí decir que fue en la transición de la época victoriana a la contemporánea, y en los sucesos bélicos del siglo XX, cuando cobra mayor apogeo la novela policíaca en donde el bien siempre prevalece y el orden es restablecido... Curiosamente los crímenes son todos por dinero y no por sexo o celos, por ejemplo...
Digo esto porque es verdad que nuestra sociedad ya tenía graves problemas estructurales, en tanto en cuanto la sociedad post colonial no había superado ese esquema, muy por el contrario la aparente modernidad de Venezuela se construyó sobre ello... bajo la atenta mirada de los mantuanos y los oportunistas... Pero que yo sepa, la pobreza era real, el conflicto del mestizaje era real y ahora que esa estructura ha desaparecido en pleno “proceso” de transformación la sociedad se llena, al igual que en la época de las novelas policíacas de Ágata Christie de gran inseguridad, toda vez que la pobreza sigue siendo palpable y los mecanismos de control y la confianza en el sistema han desaparecido. Ojo, la clase media ha perdido la confianza en el sistema pero los pobres la recuperan aunque esas vías sean reproblables.
Un último comentario, aunque supongo que estas ideas bien merecen un post largo... el esquema colonial se basaba en la relación esclavos y amos... esclavos negros y blancos dominantes. Todo lo que estuviera fuera de esa relación estaba al margen de la sociedad... Quizá en Venezuela esto es menos visible que en Colombia y mucho menos que en los países donde se establecieron los virreinatos y que establecieron normas de relación social basadas en la raza y el poder económico. ¿Podrá ser presidente de México un mestizo o un indígena? ¿Será presidente de Colombia un negro o un indígena? En el caso de Venezuela no es diferente, en la medida en que los mestizos seguían conectados a la idea racial...
No es de extrañar que sea la administración pública la mayor fuente de trabajo en Venezuela, toda vez que entronizar con los esquemas de producción económicos representaba subrogarse al esquema de relaciones basado en la raza y su adhesión al poder. La inmigración europea que llegó al país producto de las respectivas posguerras, conectó directamente con esta escala de valores que superaba cualquier expectativa nacionalista o chovinista. No es de extrañar pues que los europeos tuvieran éxito económico en líneas generales en el país, en comparación con los criollos (que sus europeos sin real también hay bastantes).
Bueno, esto es una idea, por supuesto debo documentarla, pero en principio es una visión puntual analógica del proceso demográfico y de las relaciones de poder en Venezuela... ¿Qué como se mantenían estas relaciones? (Recomiendo se lean mis post titulados Darkness), pues con la fuerza, la maldad, la negación individual y el maltrato. Yo entiendo que esa apatía que siempre se la ha achacado al venezolano está relacionada no solo con un problema de educación, sino de la sensación, de la certeza de que se pertenece a un sistema que le es propio y no a la certeza de vivir en la periferia del sistema.
Creo que para poder emprender el camino del análisis hay que cambiar también el punto de vista... Leí en un post de Echeto que la sensación es de suciedad; lo que antes era malo, ahora es bueno y que parece que es preferible quedarse pobre... Yo no lo interpreto de esa manera... Interpreto que el esquema ético y moral que se le añade a ese funcionamiento social estaba anclado en los códigos de la sociedad poscolonial, amén de que en el descontrol se favorezca el saqueo... Es decir, la moral y la ética que sirven para reforzar el funcionamiento social y que nosotros utilizábamos en el anterior sistema no encuentra “ese sistema qué reforzar” de ahí la sorpresa.
Un ejemplo un poco grueso es el de las sociedades donde a las mujeres adúlteras se les apedrea hasta la muerte... Horrible, ¿no? Bueno, si ocurriera de pronto que el sistema desaparece se generaría un gran desconcierto y en mi opinión lo que ocurriría, en ese estricto sentido es que se producirían asesinatos en masa de mujeres tomando como pretexto cualquier cosa, toda vez que esos apedreamientos se producen por ejercicio del poder.
Si robar es incorrecto en la sociedad pero da ganancias, cuando se pierde la confianza en el sistema el patrón de control moral se rompe y comienza el saqueo... Eso se puede ver también en los saqueos en la reciente catástrofe de Nueva Orleáns.
Otra lectura aventajada sobre esta cuestión, es más simple pero eficaz y que no desdice la anterior, un nuevo sistema basado en la economía mixta, necesita de una nueva clase dominante, y se domina con poder y el poder en la sociedad civil se mide por el dinero.
No quiero decir que esto justifique el saqueo, ni que el sentido de dignidad y de ética no sean absolutamente necesarios y urgentes, ni tampoco que no vuelvan en un momento dado cuando el sistema se estabilice y genera una relativa garantía de seguridad, tampoco justifica que al pueblo no se le diga claramente qué es lo que se hace con su dinero. Y digo esto porque creo que inconscientemente la gente necesita de la seguridad (control de la incertidumbre), para interactuar y esa seguridad la da la confianza en el sistema que de momento nadie tiene, esa confianza sirve para controlar la incertidumbre, esa que uno tiene en que un extraño no se levantará y le pegará a uno un tiro sin haber hecho nada.
Se puede entender tal situación en algo simple, por ejemplo, las misiones no forman parte de un proyecto institucional, sino de la iniciativa de un solo hombre (por las razones que sean). Creo sinceramente que lo que pretenden es darle dignidad a la miseria pero aun no hablan de evolucionar porque si la gente lo hace irían hacia el mismo esquema poscolonial, toda vez que sigue vivo en el inconsciente colectivo y en la propia sociedad.
Cuando un Venezolano habla, cuando nosotros hablamos, hay que preguntarse desde dónde lo hacemos, desde qué esquema y por qué... Y finalmente qué favorecemos con esa actitud... Por último decir que antes de la llegada de Chávez al poder, el país ¡clamaba! por un gobierno de mano firme y pusieron a un militar... Bueno, luego escribiré sobre este hecho, pero pienso en un primer momento que cuando menos tiene sensibilidad social, que no es poco. Chávez pudo haber sido un Pinochet...
El tema de la corrupción merece un punto de discusión a parte. Por último, propongo un ejercicio de humildad, en el sentido de que la realidad del país está en un plano distinto al de nuestras expectativas y de lo poco o mucho que hayamos conseguido intelectual y culturalmente hablando, pero también que el movimiento global del país no está en nuestras manos... tenemos la falsa idea, la arrogante idea de que nuestros análisis son más poderosos que el instinto de supervivencia o la voluntad de ser de los venezolanos...

4 comentarios:

Luis dijo...

Esta bueno este post . . . lo releere con mas calma.-

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Hola Carmelo:

Lo primero que cruzó por mi mente al leer tu artículo fue: DENSO, MUY DENSO.
Y aquí, yo, como los locos, meditabundo.
Siempre he pensado que Chávez es un catalizador de algo, y ese algo aun no lo tengo claro.
Lo que sí es cierto que él es el producto de tanto sin sentido, pasitos de ciego que nuestra –ja, ja, ja- democracia hizo o/y dejo sin hacer.
Los mantuanos están igualitos que siempre, con su mano cubre perlas y diciéndose “Qué horror!!!”, junto con una clase media de profesionales y técnicos quejándose por perder privilegios, oportunidades. Mientras que la clase obrera y pobre creen haber visto al Mesías –noto cierto parecido con la Cesta básica, te acuerdas?-, esperando que EL ESTADO le solucione todo y el país a realazo, con el petróleo a millón, como siempre.
Los problemas siguen siendo los mismos pero masificados, la ranchificación mental a limites increíbles, el analfabetismo elevado a categoría, lo soez llevado a categoría.
Todo es tramoya y bambalina.
Una de mis peleas con mi adorada Emperatriz China, fue que ella mata todo, de un plumazo, al decirme –argumentándolo como sólo ella puede hacerlo- que el problema de Venezuela es nada más que estético. Se perdió la Venezuela bonita…,
Y me pregunto, a 8000 kilómetros de distancia. Hubo alguna vez una Venezuela bonita, y si la hubo dónde se nos perdió?

Todo lo mejor para ti.

PS: Tema increíblemente rico y polémico como ninguno.

Anónimo dijo...

Esto es muy largo.
Podrías resumierlo en tres líneas.

JOSHUA dijo...

Vale, bien podrías poner esas tres líneas que dices y explicarme como... pero recuerda, la síntesis elimina siempre matices que aportan más información que la línea central...