miércoles, junio 29, 2005

IRAK DESDE EL PUNTO DE VISTA DE ESTADOS UNIDOS Y OCCIDENTE

ES PREFERIBLE UNA COEXISTENCIA DOLOROSA, QUE UNA MUERTE GLORIOSA... Amos Oz

La información que aquí se vuelca es generada por Estados Unidos y organizaciones occidentales. No tengo acceso a lo que opinan los irakíes de un bando y del otro sobre la cuestión de la guerra. Tampoco a datos estadísticos generados por los propios irakíes. Aun así, estas tres informaciones aportan matices a la cuestión del pensamiento único.


EL PUNTO DE VISTA DEL PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS SOBRE LA CUESTIÓN DE IRAK.

El presidente de EEUU, George W. Bush, pidió paciencia al país para ganar la guerra en Irak (27 de Junio), en un esperado discurso a la nación en el que quiso resaltar una conexión entre la violencia en Irak y la red terrorista Al Qaeda. Un Bush en sus momentos más bajos de popularidad, y con un 52 por ciento de estadounidenses que cree un error esa guerra, pronunció anoche en la base militar de Fort Bragg (Carolina del Norte) un discurso con el motivo oficial de conmemorar el aniversario de la devolución de la soberanía a Irak.

Pero en la práctica, de lo que se trataba era de defender su estrategia frente a la escalada de la violencia en Irak, que ha provocado la muerte a más de 200 soldados estadounidenses desde abril, o a más de 1.740 desde el comienzo de la guerra. Aunque la Casa Blanca había prometido que el discurso, de casi media hora de duración, sería "nuevo" y "muy específico", el texto no contuvo nada novedoso. Quizás uno de los aspectos más llamativos del discurso fueron las constantes referencias a los atentados del 11 de septiembre de 2001, que si el año pasado se multiplicaron durante la campaña electoral hacía meses que no se prodigaban tanto.

Hasta media docena de veces mencionó Bush esos ataques en la media hora que duró su discurso. Aunque tuvo buen cuidado en no relacionar directamente los atentados con el régimen de Sadam Husein -nunca se ha demostrado una conexión entre el ex presidente y los autores del 11-S-, sí describió a Irak como el "frente central" en la guerra contra el terrorismo. "Para completar la misión, impediremos que la red Al Qaeda y otros terroristas extranjeros conviertan Irak en lo que era Afganistán con los talibanes, un santuario para los terroristas", afirmó Bush.

Según Bush, "el único camino por el que nuestros enemigos pueden tener éxito es si olvidamos las lecciones" de ese día y "dejamos a los iraquíes en manos de gente como (Abu Musab) al-Zarqaui (presunto eslabón de la red terrorista Al Qaeda en Irak), y si ponemos el futuro de Oriente Medio en manos de gente como Bin Laden". "Por el bien de la seguridad de nuestro país, eso no pasará mientras yo esté al frente", prometió. El presidente sí admitió, quizá más francamente que nunca, las dudas que suscita la gestión en Irak y que la tarea que queda por delante es "difícil" y "dura". Pero también matizó que aunque los progresos que se han logrado son "desiguales", siguen siendo "progresos".

Por ello, y pese a las imágenes de violencia que las televisiones retransmiten a diario, el sacrificio al que Estados Unidos se está sometiendo no sólo "merece la pena", sino que es "vital" para su seguridad, afirmó. "Estamos eliminando una fuente de violencia y de inestabilidad", insistió el presidente, quien dejó claro que no piensa variar el rumbo y EEUU mantendrá su presencia "mientras hagamos falta".

Esto es, según precisó, mientras los iraquíes levantan un sistema democrático y la coalición internacional adiestra a unas fuerzas de seguridad capaces de defender el país.
Como ha venido haciendo hasta ahora, subrayó que no piensa establecer un calendario para la retirada de los cerca de 140.000 soldados destacados en Irak, al considerar que eso desalentaría a los iraquíes y permitiría a los terroristas simplemente sentarse y esperar a su marcha.

El presidente también dejó claro que, por el momento, tampoco se plantea aumentar el número de soldados. Aunque no lo descartó tajantemente, y matizó que atenderá las recomendaciones de los mandos militares, opinó que enviar más soldados puede lanzar el mensaje erróneo de que EEUU piensa quedarse para siempre y puede desmoralizar a las tropas iraquíes, que no tendrían incentivos para hacerse cargo de su propia defensa.
Aunque Bush no ofreció argumentos nuevos, y básicamente se limitó a pedir paciencia al electorado, los primeros indicios apuntan a que el discurso ha tenido efecto.

Una encuesta relámpago dada a conocer por la cadena de televisión CNN indica que el 46 por ciento de los estadounidenses que escucharon al presidente acogieron "muy positivamente" el discurso, frente a un 28 por ciento que lo consideró "negativamente".
Y si el 58 por ciento de los ciudadanos, antes del discurso, se declaraba partidario de mantener las tropas en Irak por el momento, esa cifra, tras la intervención presidencial, se elevaba al 70 por ciento, según la CNN.

EL PUNTO DE VISTA DE LOS ESTADOUNIDENSES SOBRE LA CUESTIÓN DE IRAK

La mayoría de los estadounidenses discrepa de las afirmaciones oficiales sobre avances en Irak, pero señala que las tropas deberán permanecer durante un tiempo considerable para estabilizar al país, reveló hoy una encuesta. El sondeo publicado en la página de internet del diario The Washington Post indicó que sólo uno de cada ocho estadounidenses es partidario de retirar las tropas estadounidenses de Irak.

La consulta, realizada también para la cadena de televisión ABC News, señaló que una gran mayoría de los estadounidenses está de acuerdo en mantener las tropas hasta el restablecimiento del orden. En términos generales el conflicto en Irak ha sido el principal factor de la creciente caída en la popularidad sufrida por el presidente George W. Bush en los últimos años. Sin embargo, una pequeña mayoría (el 52 por ciento) señaló que es posible que el conflicto haya ayudado a la seguridad de Estados Unidos, lo que significa un aumento de cinco puntos porcentuales respecto a una encuesta similar realizada hace un mes. El vicepresidente Dick Cheney aseguró la semana pasada que la insurgencia en Irak se encuentra en "sus últimos estertores".

Sin embargo, la encuesta señaló que sólo el 22 por ciento de los consultados cree en esa información y en las afirmaciones de que la los insurgentes se están debilitando cada vez más. Por el contrario, un 24 por ciento dijo que se está fortaleciendo y el 53 por ciento manifestó que la resistencia a la presencia militar estadounidense así como a las fuerzas iraquíes de seguridad no ha cambiado en los últimos meses. El informe sobre la consulta, realizada a 1.001 personas entre el 23 y el 26 de junio, señaló que una gran mayoría de los estadounidenses sigue creyendo que el Gobierno de Bush subestimó las dificultades de la guerra y no anticipó la tenacidad de los insurgentes en Irak.

Sin embargo, pese a la violencia diaria y el creciente número de bajas, la mayoría de los estadounidenses (un 53 por ciento) manifestó que se siente optimista respecto a la situación en Irak, lo cual constituye un incremento de siete puntos porcentuales respecto a diciembre del año pasado. Por otra parte, la mayoría de los consultados (un 51 por ciento) reiteró su desaprobación a la gestión del presidente. Hace un mes la aprobación para Bush era de un 48 por ciento en un sondeo similar realizado para el diario y la cadena ABC News.

EL EFECTO SOBRE LOS IRAKÍES DE LA INTERVENCIÓN DE ESTADOS UNIDOS.

Un 60% de los iraquíes se acostumbraron hace un año a escuchar disparos en su barrio todos los días o varias veces a la semana, según una encuesta realizada por una agencia de la ONU en 21.600 hogares.
Porcentaje de familias que escuchan disparos en su barrio:
-Diariamente: 37%.
-Varias veces a la semana: 23%.
-Unas pocas veces a la semana: 19%.
-Nunca: 21%.
Porcentaje de familias que tienen armas en casa:
-Las tienen: 28%.
-No las tienen: 72%.
En las zonas rurales, un 47% tiene armas en casa.

Más información en: http://www.iq.undp.org/ILCS/PDF/Tabulation%20Report%20-%20Englilsh.pdf
Cabe destacar de este informe las siguientes anotaciones:
Un informe realizado por una agencia de Naciones Unidas hace una nueva estimación sobre un asunto del que hay tan pocos datos contrastados como ganas de hablar de él: el número de civiles muertos en la guerra de Irak. En este caso, por "guerra" se refieren a la invasión y al primer año de ocupación.
La cifra que da el informe elaborado por el Programa de Desarrollo de la ONU es de 24.000 muertos, aunque también aporta una horquilla de entre 18.000 y 29.000. También calcula que un 12% de esas víctimas son menores de edad.
El proyecto Iraq Body Count estima actualmente que en la guerra murieron entre 21.523 y 24.415 civiles, aunque en su caso se refiere a muertes ocurridas en 2003 y sólo "como resultado directo de acciones militares llevadas a cabo por los EE.UU. y sus aliados".
En noviembre de 2004, la revista The Lancet publicó otro estudio que elevaba la cifra de muertos hasta cerca de 100.000.
El informe de UNDP, realizado en colaboración con el Ministerio de Planificación iraquí y subvencionado por el Gobierno de Noruega, es mucho más que un recuento de víctimas. Traza un panorama desolador de las condiciones de vida de los iraquíes en el momento en que se hizo la recogida de datos, a mediados de 2004. Para el estudio, se hicieron entrevistas en 21.600 hogares.
Sólo el 15% de la población tiene acceso al suministro estable de electricidad. En Bagdad, esa cifra es aún menor: un 4%. Para paliar la ausencia de luz en la mayor parte del día o para protegerse de los cortes frecuentes en el suministro, un 8% tiene su propio generador y un 23% lo comparte con otras familias.
Sólo el 54% de las hogares tiene acceso al suministro de agua potable. El 23% de los niños sufre malnutrición grave.
Otros datos:
Si un miembro de la familia fuera víctima de un delito o fuera amenazado, ¿a quién recurriría?
-A parientes, vecinos o amigos: 37%.
-A la policía: 75%.
-A los soldados norteamericanos o británicos: 1%.
-A una empresa de seguridad privada: 0%.
-A los líderes de la comunidad: 4%.
-A los líderes religiosos: 5%.
Posesiones de la familia:
-Con televisión: 88%.
-Con radio: 61%.
-Con antena satélite: 40%.
-Con aire acondicionado: 33%.
-Con vehículo: 25%.
Centro sanitario al que acudieron si estuvieron enfermos en las dos semanas anteriores.
-Clínica pública: 24,5%.
-Clínica privada: 50,2%.
-Hospital público: 16%
-Hospital privado: 1,4%.
-Clínica de una ONG: 1,7%.
-Hospital de una ONG: 0,2%.
Alfabetización de los mayores de 15 años.
-Alfabetizados: 65%.
-Parcialmente alfabetizados: 10%.
-Analfabetos: 25%.
El porcentaje de mujeres analfabetas es del 47%.

4 comentarios:

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Tengo dos años oyendo el mismo discurso de Mr Bush. La palabra que se me viene a la mente en este preciso momento es ¡descaro!
No sè cómo un pueblo (EE.UU) puede aguantar tantas mentiras.
El punto es, que el primer motivo de la invasiòn de Irak fue el de las armas nucleares... que no habìan por supuesto. Ayer lo veìa en televisiòn. Cómo manipula este señor o mejor como se aprovecha, inteligentemente (aquì tambièn un por supuesto) de los medios para subir su ya decaída imagen.
Bien eso por un lado. De todas maneras si siguen llegando soldados muertos a los hogares de USA es culpa del mismo pueblo que votò a favor de la continuaciòn de la guerra y le dieron su apoyo.
En fin, ellos se entienden.
Cordial saludo.

JOSHUA dijo...

Eso que dices es cierto y da miedo, en un artículo de Tom Wolf después de las elecciones, contaba como toda la clase intelectual neoyorkina y californiana, se espantaban cuando él afirmaba rotundamente que Bush iba a ganar, y que su voto estaba en los millones de “red neck”, de paletos, campesinos, de gente pues que se identificaba con él, con su estilo tejano y con esa actitud peleona y de amor a las armas. La enorme cantidad de voluntarios que salieron de la América profunda para pelear apasionadamente contra unos árabes en un país exótico. Después de todo la tecnología los acompaña y la cosa no iba a ser como Vietnam. Lo peor es que los estadounidenses piensan, que la guerra por el control de la energía bien merecía una intervención en Irak y que todo el cuento de ir contra Bush no era más que una excusa. En fin...

JOSHUA dijo...

Perdón, quise decir : ir contra Sadam...

la maga dijo...

Es impresionante eso: acostumbrarse a las balas, al peligro, a la muerte como cotidianidad, como único modo de vida.