lunes, junio 27, 2005

AMÉRICA TIERRA URGENTE... VENEZUELA, UNA NUEVA OPORTUNIDAD...

BIENVENIDO A LA NAVE DE LOS LOCOS




En el año 2000 como acto simbólico se establecieron los objetivos del milenio... Entre ellos, quizá el más importante era el de la erradicación de la pobreza. Pero, qué bonitas son las buenas intenciones y qué terrible la realidad. En el amplio espectro de grandes promesas, grandes fracasos, hay un espectro intermedio que duele a todos... No hay nada más desalentador, nada que desmoralice más que un hombre de izquierdas, que bogue por la lucha social. Digo que no hay nada peor que un hombre de esos que luego robe, mienta, se convierta en sátrapa, o destruya los intereses de su nación por unos cuantos dólares de más. Hay que decir, cómo dijo Julio Anguita sobre la guerra de Irak: ¡Malditas sean las guerras y malditos quienes las promueven! Y yo añado: ¡Malditos los que en nombre del bien común, roban y destruyen a sus países, dejando un reguero de miseria, niños desnutridos... Malditos sean por siempre, los de antes y los de ahora... Malditos los que desvían los fondos para el desarrollo para cosas personales, o para fines oscuros... Malditos sean, una vez más...!

Y digo esto, porque ciertamente Latinoamérica es una tierra hermosa, una parte del continente inmensamente rica, plagada de gobiernos horrendos que desprecian a sus ciudadanos. Uno espera de la derecha, y de los empresarios, casi siempre lo peor... Pero cuando la izquierda roba y empobrece a un país, el daño es peor... Todos nos desmoralizamos... Pero, no era de esta arenga entre izquierda y derecha de lo que iba a hablar... Hablaré como no, de las cifras de la pobreza en América Latina:

En América Latina y el Caribe hay un "ejército" de 225 millones de pobres sometido a altos niveles de contaminación, con malas condiciones de acceso al agua y el saneamiento, y con un tratamiento deficiente de los residuos.

La siguiente es una síntesis de las distintas estadísticas sobre la situación y las condiciones de vida en la región que se han puesto sobre el tapete en la reunión de ministros de Salud y Ambiente de América, que se realiza en esta ciudad argentina: -

Pobreza: Los últimos informes de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) indican que el 44 por ciento de la población latinoamericana es pobre, lo que equivale a 225 millones de personas, de las cuales 100 millones están en una situación de indigencia.

También apuntan que Latinoamérica es hoy la región más desigual del mundo, en vista de que el 20 por ciento de la población más pobre accede sólo al 3,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), mientras que el 20 por ciento más rico controla casi el 58 por ciento del ingreso.

La pobreza generalizada es el problema más serio de la región. Las estrechas relaciones que unen a la pobreza, la mala salud y el deterioro ambiental son algo que los estudios epidemiológicos de salud pública y otros estudios sectoriales han dejado perfectamente establecido.

-Contaminación: Más de 100 millones de residentes urbanos en América Latina se ven afectados por niveles insalubres de contaminación atmosférica, provenientes sobre todo de las actividades fabriles, los vehículos automotores, la generación de energía, la quema de combustibles en el hogar y las emisiones de las industrias de servicios.

-Agua y saneamiento: Los datos de cobertura global del año 2000 indican que 72 millones de personas no tienen acceso a agua potable en América Latina y el Caribe, lo cual significa un 14 por ciento de la población total.

De acuerdo con la Evaluación 2000, realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en América Latina y el Caribe 114 millones de personas no tienen acceso a sistemas de saneamiento mejorado.

En todo el continente apenas el 14 por ciento del volumen de aguas residuales recolectado es tratado previo a su vertido, mientras que en América Central sólo el 4 por ciento de los efluentes son tratados.

La OPS ha estimado que bastaría con suministrar agua potable y servicios de saneamiento básicos para reducir en un 50 por ciento la mortalidad infantil y prevenir el 25 por ciento de las diarreas.

-Residuos: Una evaluación del año 2000 acerca del manejo de los residuos sólidos mostró que sólo un 31 por ciento del total de los residuos producidos en América Latina y el Caribe reciben una disposición final adecuada desde el punto de vista de su impacto sobre la salud humana y el ambiente.

-Población: La población de toda América se duplicó en los últimos 50 años y llegó a un total de 829 millones de habitantes en 1990. Se prevé que dicho crecimiento continuará, si bien a tasas un poco inferiores, estimándose que llegará a 1.033 millones en 2015.

Aún con tasas de crecimiento en disminución, la población de América Latina y el Caribe es, después del continente africano, la que más rápido crece en el mundo, y se estima que en 2015 sus habitantes llegarán a los 669 millones de personas.

En 2003, el 77 por ciento de los habitantes de la región residía en zonas urbanas y más del 75 por ciento de la población era urbana en 20 de los 46 Estados del continente, que en 2000 contaba con 22 ciudades de más de 2 millones de habitantes.

Otra información:

Cien millones de trabajadores latinoamericanos carecen de empleo o de una ocupación digna, según cifras de la Organización Internacional del Trabajo citadas hoy en la apertura de la reunión de ministros de Trabajo de América.
"Son cifras que nos conmocionan cuando estamos en el umbral del siglo XXI", afirmó el director general de la OIT, el chileno Juan Somavia, en el discurso que pronunció durante el acto oficial de inauguración de la XIII Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo, que se celebra en la ciudad brasileña de Salvador.

Según Somavia, la tasa promedio del desempleo urbano en Latinoamérica en el primer semestre de este año fue del 11 por ciento de la población económicamente activa, lo que equivale a 20 millones de trabajadores sin empleo.

"Si a ello sumamos los cerca de 80 millones de trabajadores informales, comprobamos que unos 100 millones, es decir el 57 por ciento de la población activa urbana de la región, no tiene empleo o tiene un empleo que no merece considerarse decente", afirmó.
El director de la OIT dijo que esa situación afecta principalmente a los jóvenes y a las mujeres.

Dijo igualmente que si 100 millones de trabajadores carecen de empleo o empleo digno, "no es difícil imaginar las condiciones de vida deplorables de las familias que de ellos dependen".

Para Somavia, la cifra también refleja la gravedad de la pobreza en América Latina debido a que, en su opinión, la mejor herramienta para combatir la miseria es generando empleos y no superávit en las cuentas públicas.

"La pobreza creció en vez de disminuir en la región. Pasó en la segunda mitad de la década pasada de 200 millones a 215 millones o sea el 43,8 por ciento de la población latinoamericana y del Caribe", afirmó.

Según el director de la OIT, la pobreza en Latinoamérica sería peor sino fuera porque los millones de latinoamericanos que se vieron obligados a emigrar y buscar empleo en otros países remiten anualmente a la región cerca de 25.000 millones de dólares.

Somavia considera que las estadísticas recogidas por la OIT demuestran que el desempleo se convirtió en "el problema político más urgente de nuestro tiempo", principalmente en Latinoamérica.

"Tanto en los países industrializados como en los países en desarrollo el empleo ha dejado de ser un tema puramente técnico. La realidad lo ha convertido en un desafío político. No hay soluciones nuevas sin decisiones políticas mayores", enfatizó.
Dijo igualmente que, pese a que para combatir el desempleo no hay recetas únicas válidas para todos los países ni fórmulas mágicas, la OIT sabe por experiencia que las naciones que han logrado avanzar en su solución son los que han privilegiado el diálogo social.

En ese sentido felicitó a los países de las Américas para incluir en sus reuniones bianuales de ministros de Trabajo a representantes de los empresarios y de los trabajadores.

En la reunión de ministros de Trabajo que comenzó hoy en la primera capital de Brasil participan representantes de los 34 países que integran la Organización de los Estados Americanos (OEA), es decir todos los del continente con excepción de Cuba.
El encuentro concluirá el viernes con la suscripción de la Declaración de Salvador y de un Plan de Acción en el que los ministros consignarán sus metas y objetivos para los próximos dos años.

UN BALÓN DE OXÍGENO:

En Venezuela, las cosas no pueden pintar mejor... Esta es la información: Viena, 27 jun El precio del nuevo barril de crudo de la OPEP ha batido un nuevo récord al venderse el viernes a 53,36 dólares, tras sumar 0,67 dólares al valor de la jornada anterior, según calculó hoy el secretariado de la organización en Viena.

Venezuela es el quinto mayor exportador mundial de crudo y tiene una producción diaria de más de tres millones de barriles, la mitad de la cual destina en crudo y derivados al mercado de EEUU.

Las autoridades de Caracas calculan que por cada dólar que varía el precio del barril los ingresos anuales por venta de crudo aumentan o disminuyen en unos 1.000 millones de dólares.

SEÑORES, LA HISTORIA LOS OBSERVA, YA PUEDEN HACERLO BIEN...

2 comentarios:

EBE dijo...

Precisamente ayer comentaba que nunca sentí como ahora el "peso agobiante" de la miseria -sobretodo de la miseria de ESPIRITU-; aquí el "resentimiento social" a alcanzado límites ignotos...la agresividad, el desespero, el "hambre", las enfermedades....las "siete plagas de Egipto -versión criolla-....sorry, es que tu post me pone apocalíptica...!!
Bueno, en fin..., me deprimes con la "realidad"..uno piensa que "no le para" y resulta que la evasión es un "chascarrillo de mal gusto"...coño Chamo hablame de poesía, de amor, de redención....EBE

la maga dijo...

Lo que da más rabia, Carmelo, es esa desigualdad absurda, esa existencia mísera de una gran mayoría de población en países con tantísimo potencial.